Hundidos en un mar de conflictos

Fanáticos de los Delfines ya están hartos de derrotas y de escándalos
Hundidos en un mar de conflictos
Joe Philbin capea el temporal.
Foto: AP

DAVIE, Florida (AP).— En Twitter y programas de radio, los aficionados de los Delfines de Miami expresan su molestia con el propietario del club, el entrenador, el gerente general y hasta del guarda izquierdo sustituto.

Un caso de acoso contra un jugador y la derrota ante un equipo que no había ganado explican esas reacciones.

Afectados por un escándalo que ha provocado que la NFL inicie una investigación, los Delfines deben tratar de reponerse de su peor derrota de la temporada.

En vez de vengar sus frustraciones de las últimas dos semanas con los desafortunados Bucaneros de Tampa Bay, Miami perdió 22-19 ante uno de los peores equipos de la liga el lunes por la noche.

Con la derrota los Delfines tienen marca de 4-5, y en los últimos seis partidos han perdido en cinco ocasiones.

A los aficionados les cayó muy mal el último revés y dicen que el propietario del club, Stephen Ross debería despedir a todos, incluido él mismo.

“Tenemos a unos aficionados muy leales y todos queremos lo mismo… ganar y salir de esto”, dijo el coach, Joe Philbin.