Testigo estaba prisionero

Joven sale a pasear a su perro y desaparece por varios días

Testigo estaba prisionero
Marissa Vela, madre de Darwin, es esperada a la salida de su casa por miembros de los medios.
Foto: La Opinión - Aurelia Ventura

Pese a ser encontrado ayer, todavía quedan muchos interrogantes en el caso del joven Darwin Vela, de 22 años, quien había desaparecido desde el martes pasado cuando salió a pasear a su perro.

Por tres días, su novia, Kelly McLaren y su madre, Marisa Vela, lloraron por su suerte. Pero ayer cerca de las 2 de la tarde, las dos salieron apuradas de su domicilio en el bulevar Redondo, en el vecindario de West Adams, con rumbo desconocido.

“Estoy muy triste, porque no encontramos a mi hijo. Pero tengo fe de que todo va a estar bien”, expresó la madre entre sollozos, y tuvo razón.

Pero menos de 30 minutos más tarde, la Policía de Los Ángeles (LAPD) hizo oficial que Vela había sido encontrado.

“Solo podemos decir que fue encontrado alrededor de la 1:30 p.m. en la estación Pacific del LAPD”, dijo un vocero de la institución.

Según el diario Los Angeles Times, Vela le dijo a investigadores del caso que había sido secuestrado y retenido como prisionero por tres días.

Antes de ser hallado, su madre dijo que la Policía había realizado una prueba de ADN a la muestra de sangre que había sido identificada en la correa del perro que Vela sacó a pasear la noche del martes.

La mascota, un labrador color chocolate, había regresado solo al domicilio.

Durante su búsqueda, se especuló que en la desaparición de Vela podría haber “juego sucio” relacionado con el hecho de que este y McLaren estaban programados para testificar en corte el jueves en el caso contra Ricardo Orozco, quien se presume robó la casa de Christina Fulton, una antigua novia del actor Nicolas Cage, según reportó el programa TMZ.

Al cierre de esta edición se supo que Vela había sufrido de heridas y que fue tratado por los paramédicos.