Fans celebran para ‘Schumy’

El ex piloto de F1 cumple 45 años; abren investigación sobre el accidente
Fans celebran para ‘Schumy’
Fanáticos de Michael Schumacher celebraron el cumpleaños del ex piloto vestidos de rojo en las afueras del hospital de Grenoble.

GRENOBLE, Francia.— Admiradores de Michael Schumacher se reunieron ayer en un hospital de los Alpes franceses para homenajear al astro de la Fórmula Uno por su 45 cumpleaños, pocos días después de que sufriera una lesión muy grave en un accidente de esquí.

Schumacher se encuentra en coma inducido desde el domingo, cuando se golpeó la cabeza contra una roca mientras vacacionaba con su familia.

Un autobús lleno de admiradores procedentes de Italia y de París se dirigió al hospital donde se le atiende en Grenoble. El piloto perteneció a la escudería italiana Ferrari.

La policía francesa interrogó ayer al hijo de Michael Schumacher, que estaba presente cuando el expiloto de F1 sufrió un accidente de esquí que le ha dejado en estado crítico, informó la cadena de televisión BFM TV.

El interrogatorio de Mick Schumacher, de 14 años, se produjo en el hospital de Grenoble, donde su padre está internado.

Según la misma fuente, la familia accedió a entregar a los investigadores la cámara de tipo deportivo que llevaba en el casco el campeón de F1 cuando se estrelló contra unas rocas fuera de las pistas de la estación de Méribel, en los Alpes franceses.

Los gendarmes habían recibido diversos testimonios de la existencia de esa cámara y tenían interés de explotarla.

La justicia francesa ha abierto una investigación para determinar las circunstancias y establecer si pueden derivarse responsabilidades.

Al no tratarse de un procedimiento criminal, la Fiscalía que la lanzó no puede obligar a que se le entregue la cámara.

El ex piloto francés Philippe Streiff, que acudió al hospital universitario, contó a la salida del centro a varios medios de comunicación, entre ellos BFM TV, que había hablado con el médico y amigo de Schumacher Gérard Saillant, quien le había dicho que “él mismo no sabía si iba a sobrevivir”.