Obamacare ataca la diabetes

Obamacare ataca la diabetes
Los médicos recomiendan el consumo diario de frutas y verduras para disminuir el riesgo de contraer diabetes.
Foto: Archivo

Patricia A. González-Portillopatricia.portillo@laopinion.com

Sólo dos palabras llegaron a la mente de Lupe Yarrito cuando los médicos le dijeron que era diabética: la muerte y un coma.

“Eso fue lo único que pensé”, dijo la mujer de 54 años, quien es oficial de seguridad y vive en Valle Imperial. “Hice unos cambios de inmediato cuando escuché ‘diabetes’ porque mi padre murió de diabetes”.

Esos cambios de estilo de vida, junto con medicamentos y exámenes anuales de bienestar —los cuales ahora son más asequibles que nunca gracias a la Ley del Cuidado de Salud— están ayudando a mantener la diabetes de Lupe bajo control.

California tiene las tasas más altas de diabetes en todo el país y esta condición está afectando a más personas que nunca. Una de cada 10 personas sufre de diabetes en California, el estado con la población diabética más grande del país., según el California Diabetes Program (CDP.

En el condado de Los Ángeles, se registro un aumento de 61% de diabetes en hombres mayores de 18 años entre 1997 y 2011, y un 38 % de aumento entre las mujeres durante el mismo período. La incidencia de diabetes en el Condado de Los Ángeles creció en un 50% en su totalidad durante ese mismo período (6.6 % a 9.9 %), con casi uno de cada 10 adultos que ahora sufren de diabetes.

“Desafortunadamente, para los latinos, es cuestión cultural y tiene mucho que ver con nuestros hábitos alimenticios”, afirmó Edgar Chávez, M.D., médico del White Memorial Medical Center. “Hay una gran cantidad de alimentos altos en calorías en los Estados Unidos, a diferencia de nuestros pueblitos en México, que es de donde vienen muchos latinos acá. También hay una falta de educación sobre la enfermedad”.

El problema, según los expertos en salud, es que a pesar de que la diabetes es una de las principales preocupaciones para los latinos y sus familias, los números no lo muestran.

“Las cifras siguen aumentando por muchas razones”, dijo Franco Reyna, Director Asociado de la Asociación Americana de Diabetes. “Hay poca actividad física y hábitos alimenticios pobres que llevan al sobrepeso, la obesidad y las enfermedades crónicas [como] la diabetes y la presión arterial, entre otras. Los Estados Unidos y México son los países ‘más gordos’ del mundo, con números de sobrepeso a más de un 30% de la población adulta”.

Las personas con diabetes como Lupe, son también de dos a cuatro veces más propensas a desarrollar problemas del corazón que las personas sin diabetes.

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de mortalidad para las personas con diabetes, según los estudios.

“Fui al médico porque tenía una bolita en el seno que resultó ser nada”, dijo Lupe. “Yo no había ido al médico en siete años y el médico me dijo que yo era totalmente diabética, con un nivel de glucosa de 450. Me dijeron que pude haber tenido un infarto o un derrame cerebral.”

Los expertos en salud también hablaron sobre la relación entre la genética, el estilo de vida, el sexo de las personas y la edad, que ayudan a los médicos a determinar si el paciente necesita exámenes médicos adicionales. Es por ello que los exámenes son tan críticos.

“La Ley del Cuidado de Salud va a ayudar a que más personas acudan al médico para hacerse sus exámenes,” señaló el doctor Chávez. “Vamos a poder verlos antes de que desarrollen los síntomas de la diabetes. Y si vienen temprano, vamos a poder prevenir la enfermedad.”

La educación es un elemento crítico para el cuidado de las personas con diabetes y es necesaria para evitar el retraso en identificar las complicaciones.

“Muchas veces las personas piensan que están comiendo sano, pero no lo están”, afirmó Rosa Rodríguez, M.D., médico de St. John’s Well Child & Family Center. “No es sólo el pan dulce que tiene el nivel alto de azúcar, es la tortilla, al igual que las papas y el arroz. Todos los carbohidratos se convierten en azúcar en el cuerpo. Necesitan saber que el ejercicio no es sólo el que hicieron en los trabajos pesados, sino que deben hacer sus ejercicios aeróbicos de manera regular”.

Lupe sabe que es importante educarse a sí misma sobre la enfermedad que cobró la vida de su padre. Hoy en día, ella mantiene su nivel de azúcar bajo control al comer sano, hacer ejercicio y evitar cualquier tipo de alimentos altos en grasa o azúcar.

“Me siento bien”, dijo. “Pero tengo que controlar lo que como y seguir educándome sobre los peligros de esta enfermedad. No quiero acabar como mi padre, muerta o en coma”.

Brindar seguro médico a los indocumentados ayudará a California a convertirse en un estado más saludable porque la comunidad se sometería a revisiones regulares, exámenes de prevención y diagnósticos tempranos, lo cual prevendría cobros médicos costosos en hospitales públicos financiados por impuestos estatales y sanatorios privados, e idas a las salas de urgencias porque se piensa erróneamente que son la única opción.

“California reconoce lo importante que son los inmigrantes para nuestra economía y nuestra sociedad, y la importancia de invertir en ellos, ya sea en su educación o su salud”, señaló Anthony Wright, director ejecutivo de Health Access California. “Deberíamos estar orgullosos que California no sólo está implementando la Ley del Cuidado de Salud, sino que también está tomando un paso extra para ayudar a cubrir muchos de los jóvenes DREAMers y otros inmigrantes que están aquí para quedarse. Tenemos el interés de mantener sanos a todos los californianos y esperamos que este paso sea sólo el primero hacia un sistema de salud que incluye a todos”.

Para una versión más amplia: http://www.lasaludempiezaaqui.com

Para más detalles: http://www.asegurate.com