En huelga contra ICE

Unos 150 detenidos se rehusan a comer, piden mejor trato y alto a deportaciones
En huelga contra ICE
Los huelguistas en el Centro de Detención de Inmigración de Washington, uno de los más grandes del país,se unen a un movimiento nacional de resistencia contra los niveles sin precedentes de deportaciones.
Foto: Archivo

TACOMA, Wash.— Unos 150 detenidos en un centro de detención de ICE en Tacoma, Washington, se negaron ayer por tercer día consecutivo a ingerir alimentos declarándose en huelga de hambre como una forma de protesta por el tratamiento que reciben y pidiendo un alto a las deportaciones.

La Oficina de Control de Aduanas e Inmigración (ICE) confirmó a La Opinión que ayer por la mañana unos 154 de los casi 1,300 detenidos que alberga el centro, se negaron a ingerir los alimentos proveídos por las autoridades indicando que se encontraban en huelga de hambre.

Los detenidos, de acuerdo con la declaración de ICE enviada a La Opinión, se encuentran bajo continua observación por parte del personal médico del centro.

De acuerdo con los estándares de ICE, los detenidos que se niegan a comer durante un período de 72 horas son considerados en huelga de hambre y referidos al personal médico para su evaluación.

El sábado por la mañana, un portavoz de ICE informó que 750 detenidos se habían rehusado a comer diciendo que empezaban la actividad de protesta.

“Ellos quieren que paren las deportaciones, y que los reunan con sus familias y sus hijos”, dijo Angélica Chazaro, una activista local de Tacoma. “Están pidiendo un trato justo porque sienten que todo el sistema está en su contra”.

Los detenidos piden mejor comida, cuidado de salud, un salario y reducción de precios de los alimentos y cosas que pueden comprar dentro del centro.

Los detenidos también han dejado de trabajar en el centro de detención pidiendo que se les pague más del dólar que reciben al día.

Varios grupos pro inmigrantes están apoyando a los detenidos con manifestaciones afuera del lugar desde el viernes pasado y continuarán hasta mañana martes, indico Chazaro.

“ICE respeta los derechos de las personas a expresar su opinión sin interferir”, indico Andrew Muñoz, portavoz de la agencia en Washington.

“Mientras continuamos trabajando con el Congreso para implementar una reforma migratoria de sentido común, ICE está enfocada en la aplicación de las leyes migratorias de una manera sensible y efectiva, enfocada en los criminales convictos, fugitivos de inmigración y aquellos detenidos en la frontera intentando ingresar ilegalmente a Estados Unidos”, agregó Muñoz