Niños migrantes demandan en EEUU

Exigen tener una representación legal en los tribunales

WASHINGTON, D.C.— Sus nombres aparecen solo como iniciales para proteger su privacidad, pero a estos niños nada los escudó de presenciar el asesinato de un padre o la violencia en sus países y ahora, están demandando al gobierno de Estados Unidos para exigir acceso a un abogado en los tribunales de Inmigración que revisa sus casos de petición de asilo.

La demanda colectiva, presentada por varios grupos cívicos, entre estos la Unión Americana de de Libertades Civiles (ACLU) y el Consejo de Inmigración de EEUU (AIC), busca corregir lo que tachan como una injusticia en la mayor democracia del mundo: que niños que apenas han dejado el pañal tengan que representarse solos ante un juez de Inmigración.

“Lo que queremos es que haya un reconocimiento explícito de que ningún niño debe comparecer solo ante un tribunal de Inmigración”, explicó Beth Werlin, principal abogada de la demanda colectiva.

La solicitud de $3,700 millones por parte de la Administración Obama para atender la crisis humanitaria en la frontera, que incluye $15 millones para la asistencia legal de los menores, es un buen primer paso pero es insuficiente, dice.

La demanda colectiva narra historias como las de tres hermanos salvadoreños —dos niños y una niña—, identificados como “J.E.F.M”, “J.F.M “, y “D.G.F.M”, que huyeron de su país en julio de 2013 tras presenciar el asesinato de su padre, quien dirigía un centro de rehabilitación para pandilleros.

Según el documento, los departamentos de Justicia, Seguridad Nacional, y de Salud y Servicios Humanos están violando la Quinta Enmienda de la Constitución, que garantizan el debido proceso de los detenidos y el derecho a una audiencia plena y justa.

Bajo una ley federal de 2008, los niños centroamericanos tienen derecho al debido proceso y a una audiencia para exponer su caso de asilo o refugio. Solo que no tienen garantías de contar con un abogado.