Denuncian adelantos de audiencias de niños migrantes

Cortes de inmigración aceleran casos de niños y familias centroamericanas

ID_MIGRANTES

El Gobierno federal esta pisando el acelerador hasta el fondo para procesar a los niños centroamericanos llegados en las últimas semanas, hasta el punto de que docenas de menores no pudieron asistir a sus audiencias en varios tribunales del país ayer lunes y el jueves de la semana pasada, debido a que se les había adelantado la cita o esta se realizaba muy lejos de donde viven.

Esto aparentemente se debe a que según una nueva directiva del Gobierno federal, las primeras audiencias en los casos de niños centroamericanos que llegaron solos deben realizarse dentro de los primeros 21 días después de la fecha en la que fueron fichados, tras su entrada al país.

Abogados privados y de organizaciones no lucrativas indicaron que es una medida arriesgada, que puede poner en peligro los casos de muchos menores al no dar suficiente tiempo para prepararse o siquiera para poder asistir a sus audiencias.

“Esto crea un problema, sobre todo para aquellos niños que salieron de los refugios antes de este cambio y a quienes se les cambió la cita súbitamente”, dijo Caitlin Sanderson, directora del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes Esperanza. “Tuvimos clientes que llegaron a nosotros el viernes porque recibieron noticia de que debían presentarse hoy lunes en tribunal”.

LEE MÁS SOBRE LOS NIÑOS MIGRANTES


La extorsión fuerza a los niños centroamericanos a huir a EEUU

Alcalde ofrece alojar a 1,000 niños migrantes en Chicago

Narcotráfico y pandillas, la raíz de la crisis humanitaria


Era obvio que este cambio estaba causando caos y pérdida de tiempo en los tribunales de inmigración este lunes. En el tribunal de la jueza Ashley Tabador, en el centro de Los Ángeles, 21 niños debían aparecer en su primera audiencia el lunes por la tarde. Ni uno solo llegó al tribunal. “Wow, no tenemos muchas personas aquí hoy”, dijo la jueza.

No obstante, de mutuo acuerdo con la fiscal del Gobierno presente en la sala, todos los casos fueron transferidos a otros tribunales, más cerca de donde los niños están viviendo ahora, ya reunidos con sus padres o familiares.

“Nunca había visto algo como esto”, dijo Talia Inlender, abogada de la organización Public Counsel, presente.

Lo que preocupa a abogados de inmigración es que “no todos los jueces son tan comprensivos”, dijo Vera Weiss, abogada de Los Ángeles que se presentó a la audiencia en la corte de Tabador para observar como se manejaban los casos. “Lo que parece estar ocurriendo es que no están recibiendo la noticia de su audiencia. Esto es problemático.”

Desde temprano el lunes, la barra pública y privada de abogados de inmigración se estaba comunicando con urgencia debido a que los familiares de dos hermanas salvadoreñas habían recibido la notificación de la audiencia de este lunes apenas el día sábado, con el agravante de que, además, la audiencia era en Los Angeles y las niñas ya están con sus familiares en Alexandria, Virginia.

Simón Sandoval, abogado de las dos hermanitas, movilizó a amigos en Los Angeles para conseguir que una abogada llegara a la corte hoy y solicitó se cambiara el caso a una corte más cercana a donde está la familia.

“Mis clientes probablemente van a estar bien porque tienen un abogado”, dijo Sandoval. “Normalmente cuando una persona no llega a su cita ordenan su deportación”.

La práctica general es que las cortes dan suficiente tiempo a los procesados para poder obtener abogado y llegar a la audiencia. Pero en este caso hay una orden del gobierno federal de acelerar estos casos y ponerlos por delante de otros casos pendientes en tribunales, dijo Dana Leigh Marks, presidenta de la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración.

“Lo que hicieron es reorganizer el orden de los casos”, dijo Marks, quien ademàs es jueza en San Francisco. “Los migrantes que están detenidos son la primera prioridad y la segunda son los que han cruzado la frontera recientemente, incluyendo los niños solos y los adultos con niños. Otros casos que llevan más tiempo esperando tendrán que esperar”.

Amira Al-Alami, presidenta de la comisión de inmigración de la barra de abogados del condado de LA, dijo que estos cambios sugieren una violación del proceso debido y que se debe a la presión que está sintiendo el gobierno para lidiar con esto. “No puede ser que se procese a estos niños como si fueran ganado”.

Al parecer, cuatro jueces de las cortes de Los Ángeles estarán procesando estos casos prioritarios en los próximos días.