US Open: Víctor Estrella Burgos se despide como un grande

El tenista dominicano escribió una gran historia en el último Grand Slam del año y se fue vitoreado
US Open: Víctor Estrella Burgos se despide como un grande
Víctor Estrella Burgos fue la revelación del US Open. Foto: EFE

marcela.alvarez@impremedia.com

“Sigue peleando, sigue peleando”, le gritaba una fan a Víctor Estrella Burgos. Y eso fue lo que hizo este audaz dominicano durante más de tres horas. Al final, David no pudo contra Goliath, pero eso no importa. El nacido en Santiago de los Caballeros, República Dominicana, se fue como el luchador que es y se despidió entre los aplausos de un público en pie, que incluyó la cuota hispana con el “Vamos Víctor”, “Ahora Victor”.

El dominicano Mandy Pimentel llegó de Santo Domingo la noche del viernes para apoyar a “Vivito”, como cariñosamente le dicen en Quisqueya.

“Es para nosotros un símbolo, un muchacho muy humilde que empezó a jugar tenis desde chico”, dijo Pimentel mientras seguía -emocionado- los golpes de su compatriota en el Grandstand.

Cada año el US Open entrega grandes historias. La que escribió este quisqueyano esta semana es excepcional. Por todos los condimentos. Es el primer jugador de su país en meterse al cuadro principal del US Open. Antes ya había clasificado a Roland Garros y Wimbledon.

“Me siento fenomenal, no hay definición para decirlo”, dijo al término del partido contra Raonic.

En Agosto llegó a la tercera ronda del Citi Open en Washington y luego a la semifinal del ATP Claro Open de Colombia, que lo ubicó en el ranking 79 de la ATP, su puesto más alto. Allá sorprendió en cuartos de final al francés Richard Gasquet, siembra 14 del torneo.

Estrella Burgos cumplió 34 años el pasado 2 de agosto. A esa edad, McEnroe, Sampras, Courier, Kuerten ya se habían retirado.

“Nunca pensé que iba a llegar tan lejos como lo está haciendo ahora, jugando el mejor tenis de su carrera”, dijo el mexicano Patricio Zarazua, jugador y entrenador de juveniles.

José, un boricua que no quiso dar su apellido y que se apresuraba a encontrar asiento, lo tenía claro: “Definitivamente que una persona como él juegue así, es muy bueno para los latinos”.

Al margen del resultado de hoy, la hazaña del dominicano es de gran valor para el tenis dominicano y latinoamericano en general. A los hispanos de la Gran Manzana les tocó de cerca.

“Me gusta compartir con los amigos que tengo acá”, dijo Estrella Burgos entre sonrisas.

NOTA RELACIONADA

Una semana inolvidable para el tenis dominicano