Carta de un aborto, ¿por qué hacerlo público?

Guía de Regalos

Carta de un aborto, ¿por qué hacerlo público?

Desde hace un par de días que en las redes sociales no se deja de hablar de la carta que una madre le escribió al hijo que abortará. Sí, ella le explica al bebé que nunca nacerá, las razones que la llevaron a tomar esta decisión. Sin embargo, por más que tengamos una postura clara respecto al aborto, tenemos nuestras dudas en la necesidad de querer hacer esto público. Mejor, vamos punto por punto.

No somos nadie para criticar lo que el resto de las personas hacen o dejan de hacer, sólo queremos dejar en claro que como mujeres, tenemos (o deberíamos tener) todo el derecho de elegir lo que queremos hacer con nuestro cuerpo. El debate religioso se los dejamos a los fanáticos. Nosotras queremos que todas las mujeres del mundo tengan la opción de decidir así que nos alegramos que esta joven madre, pueda hacerlo.

Varios medios han catalogado la carta abierta como “desgarradora” o “heartbreaking“, por decir sólo algunos adjetivos. Y es verdad. No he estado en esa situación ni pretendo querer pasar por eso. La chica que escribe, deja ver lo difícil que es para toda mujer hacerse un aborto. Sí, hay gente que cree que tomar esta decisión es una manera fácil de deshacerse de un “problema”. A ellos va dedicada esta carta. La muchacha pide perdón pero no lo lamenta tanto tampoco -“sorry and not sorry“- porque bueno, finalmente, lo está haciendo.

Más allá de darle nuestro apoyo a esta mujer que dice estar embarazada, nos preguntamos qué la motivó a hacer esta carta pública (La escribió en Reddit). ¿Quería crear conciencia respecto al tema? ¿Quería ser la voz de tantas mujeres que pasan por lo mismo y que callan? ¿Quería hacerse conocida? No olvidemos tampoco que quien firma la carta es scaredthrowingaway, un usuario sin sexo, nombre ni apellido. No estamos dudando de su veracidad pero tampoco podemos descartar que sea una campaña para crear conciencia al respecto (recuerda lo que pasó con Thea en Noruega).

Sea cual sea el motivo de esta carta, se volvió a abrir el debate en torno al aborto pues las peleas que se han formado en los comentarios de las publicaciones, da para hacer un libro. Decidir abortar no es una decisión fácil ni tampoco somos de la idea de llegar y hacerlo todos los meses. Sólo queremos que de una vez por todas, las mujeres del mundo tengamos la opción de qué queremos hacer con nuestro cuerpo. Estamos cansadas – sí! demasiado cansadas- de aceptar que se nos apunte con el dedo por hacer una cosa que a algunos políticos (hombres en su mayoría) o fanáticos religiosos, les parece incorrecto. Si aplicaran su discurso moralista a su propia vida, viviríamos en un mundo bastante mejor.

I am getting an abortion next Friday. An open letter to the little life I won’t get to meet

That’s why I can’t be your mother right now. I am still growing myself.

Little Thing:
I can feel you in there. I’ve got twice the appetite and half the energy. It breaks my heart that I don’t feel the enchantment that I’m supposed to feel. I am both sorry and not sorry.
I am sorry that this is goodbye. I’m sad that I’ll never get to meet you. You could have your father’s eyes and my nose and we could make our own traditions, be a family. But, Little Thing, we will meet again. I promise that the next time I see that little blue plus, the next time you are in the same reality as me, I will be ready for you.
Little Thing, I want you to be happy. More than I want good things for myself, I want the best things for the future. That’s why I can’t be your mother right now. I am still growing myself. It wouldn’t be fair to bring a new life into a world where I am still haunted by ghosts of the life I’ve lived. I want you to have all the things I didn’t have when I was a child. I want you to be better than I ever was and more magnificent than I ever could be. I can’t do to you what was done to me: Plant a seed made of love and spontaneity into a garden, and hope that it will grow on only dreams. Love and spontaneity are beautiful, but they have little merit. And while I have plenty of dreams to go around, dreams are not an effective enough tool for you to build a better tomorrow. I can’t bring you here. Not like this.
I love you, Little Thing, and I wish the circumstances were different. I promise I will see you again, and next time, you can call me Mom.
-h