Cheerios y su familia feliz con dos papás

Guía de Regalos

Cheerios y su familia feliz con dos papás

Desde hace varios años que el concepto de familia dejó de ser lo que algunos religiosos siguen tratando de imponernos: papá, mamá y niños (en plural, porque si tienes sólo uno, te tildan de egoísta). Crecí con padres separados desde que tenía 2 años, él estuvo muy presente en mi vida hasta que murió y ella, trabajaba, nos cuidaba y amaba. Pero en mi casa, sólo era mamá, hermano y yo. También tengo amigas que se criaron sólo con papá porque su mamá falleció cuando eran chicas. Ese papá, también las hizo de mamá. Hoy, es más común ver familias compuestas con dos papás y dos mamás. Nadie se pregunta cómo “hicieron” al menor, sólo son felices y se aman. Y Cheerios tiene una historia de amor que contarnos.

Para contextualizar, la marca de cereales lleva un tiempo con la campaña “The Cheerios Effect” donde, a través de cortos videos, cuentan historias reales de amor y conexión. De hecho, el lema es “We all love to connect”. And so do us! Sin embargo, el clip que más ha llamado la atención es la historia relatada por André y Jonathan, dos papás franco canadienses que adoptaron a una pequeña y hermosa niña, Raphaëlle.

En casi 3 minutos, este matrimonio te hará llorar. ¡Lo prometo! El relato comienza con la pareja contando la historia de cómo se conocieron (cita a ciegas), pasando por lo difícil que fue para uno de ellos aceptar que jamás sería papá hasta el minuto que, tras iniciar los trámites de adopción, conocieron a una pequeña niñita de la que se enamoraron con locura. Es realmente conmovedor porque sabemos cuánto lucharon por lograrlo. A su vez, estos papis saben perfectamente la sociedad que le espera a Raphaëlle por tener dos papás. También tienen claro que el amor incondicional que le han entregado como familia, la ha ayudado a ser súper segura de sí misma “and a cool girl”.

Pero hablar de este tema no es al azar. Por estos días en Chile, mi país de origen, el Movilh (movimiento que lucha por las minorías sexuales), lanzó una campaña titulada “Nicolás tiene dos papás” para que los niños de Pre K, sean tolerantes desde pequeñitos. ¿Lo malo? La crítica que ha recibido de parte de los chilenos, especialmente de parte de los políticos conservadores. Anyway. En Sudamérica aún nos falta mucho por avanzar. Mientras, no nos queda nada más que aplaudir y mirar con envidia sana que muchos hombres y mujeres puedan convertirse, hoy en día, en papis y mamis.

Ten tus Kleenex a mano and press play.