Inmigrantes que pidan alivio antes del fin de 2015 lo recibirán en 2016

Servicio de Inmigración y Ciudadanía explicó el proceso
Inmigrantes que pidan alivio antes del fin de 2015  lo recibirán en 2016
El periodo de registro se abre en febrero
Foto: Archivo

Washington — Los indocumentados que soliciten antes de finales de 2015 el alivio migratorio del presidente Barack Obama podrían ver regularizada su situación en 2016, informó hoy el director del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), León Rodríguez.

En una conferencia telefónica, Rodríguez explicó que el periodo para acogerse a los beneficios migratorios no se abrirá hasta febrero, en el caso de los candidatos al programa de Acción Diferida (DACA), y hasta mayo para los padres de ciudadanos estadounidenses o hijos con estatus permanente.

LEE TAMBIÉN: Demócratas instan a posibles beneficiarios a que pidan alivio migratorio

Es decir, 90 y 180 días después, respectivamente, de que el presidente anunciara el 20 de noviembre un paquete de medidas que beneficiará a unos cinco millones de indocumentados y cuyos detalles ofrecieron hoy Rodríguez y la directora de políticas nacionales de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz.

Las medidas de Obama se traducen, por un lado, en la ampliación de la DACA y, por otro, en la ampliación del programa de Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA).

Para acogerse al DAPA, los solicitantes tiene que ser padres de ciudadanos estadounidenses o de residentes permanentes, haber permanecido en Estados Unidos desde antes de enero de 2010 y no tener antecedentes penales.

“Cada persona será evaluada caso por caso para ver si cumple los requisitos”, afirmó Rodíguez, quien, a preguntas de los periodistas, explicó que quienes se acojan al DAPA tendrán que abonar la tarifa que habitualmente se paga para conseguir un permiso de trabajo.

Además, estos indocumentados deberán de hacer frente a los impuestos que tengan atrasados desde que entraron en el país, es decir, por lo menos desde enero de 2010, detalló Rodríguez.

La Casa Blanca y las autoridades migratorias hoy también ofrecieron detalles sobre la ampliación de la DACA, un plan ideado en 2012 que ha evitado la deportación de más de medio millón de jóvenes que llegaron al país siendo niños y que son conocidos como “dreamers” (“soñadores”).

Antes era necesario haber entrado en el país con anterioridad al 15 de junio de 2007 y ser menor de 30 años, sin embargo, ahora la Administración Obama ha eliminado el techo de edad y permite solicitar la ayuda a los jóvenes que residen en EEUU desde enero de 2010.

Los jóvenes deben de acreditar haber estudiado o estudiar alguna enseñanza oficial y, además, tienen que demostrar que no han sido condenados por un delito grave, un delito menor significativo, o tres o más delitos menores.

Durante su intervención, Rodríguez alertó contra el fraude y aconsejó tener cuidado con cualquier persona que ofrezca ayuda para presentar una solicitud o una petición sobre cualquiera de estas acciones antes de que estén disponibles.

Por su parte, la directora de políticas nacionales de la Casa Blanca se refirió a la coalición de 31 estados liderada por Texas que ha interpuesto una demanda contra las medidas ejecutivas migratorias de Obama.

“La acción es totalmente legal, aunque existe esta demanda tenemos confianza de que es legal y se va a llevar a cabo”, dijo Muñoz, que confía en los abogados del Gobierno federal que supervisaron la legalidad de esta acción ejecutiva.

Muñoz aseguró que “el presidente va a seguir luchando”, pero hizo hincapié en que los republicanos que, a partir de enero próximo controlarán la totalidad del Congreso, son quienes deben reparar un sistema migratorio “quebrado” aprobando una reforma integral.