El desafío de Jeb Bush

La decisión de ayer de Jeb Bush de formar un comité exploratorio para una posible precandidatura presidencial lo coloca al frente —al menos en el proceso- de lo que será una larga lista de aspirantes a la Casa Blanca. Es una movida estratégica, junto a la publicación de un cuarto de millón de mensajes electrónicos, para ganar una elección primaria que hoy parece cuesta arriba.

El ex gobernador de Florida ha mantenido posiciones moderadas en temas como educación —Common Core- e inmigración cuya oposición ha pasado a ser el caballito de batalla conservador.

Varios gobernadores republicanos con aspiraciones presidenciales han denunciado el programa de Common Core, que establece la enseñanza de matemáticas e inglés, como una amenaza a la independencia de los Estados mientras que Bush lo ha defendido en cada ocasión.

En el área de inmigración Bush ha expresado una posición más comprensible hacia los indocumentados, reconociendo sus aportes. Esto contrasta con posible aspirantes presidenciales en el Senado, como Ted Cruz de Texas, Rand Paul de Kentucky y Marco Rubio de Florida, quienes consideraron que era más importante registrar su protesta en contra de la acción ejecutiva de Obama que respaldar el presupuesto bipartidista.

El dilema de Jeb Bush es como ganar una primaria dominada por los votantes más conservadores. La pasada candidatura de Mitt Romney mostró las dificultades de ir hacia el centro electoral después de haber ganado el voto conservador en la primaria.

La hipotética candidatura presidencial de Jeb Bush tendría un atractivo para el votante latino. Ya sea por su familiaridad con la cultura —su esposa es mexicana- como por algunas de sus posturas políticas. Sin embargo, la prueba de fuego para la gran mayoría de latinos será si extiende las acciones ejecutivas de inmigración de Obama o si elimina la protección contra la deportación —y la separación de millones de familias.

El reto de todo aspirante presidencial es recaudar dinero. El desafío de Bush es ver si existe el respaldo real a su candidatura en el establisment republicano como para que un moderado en educación e inmigración pueda ganar la elección primaria sin perder de vista el centro político