Evita la depre de invierno

Se le conoce como «desorden estacional» y afecta a muchos durante esta época del año

@PedroFrisneda

La temporada de invierno comenzó oficialmente este domingo en el Hemisferio Norte. Con ella, los días se harán más cortos y oscurecerá más temprano.

Este fenómeno climatológico afecta a algunas personas de manera muy particular. La falta de luz solar y los días más oscuros hacen que muchos sufran de depresión o cambios de ánimo, lo que algunos llaman “la tristeza del invierno”.

Esta condición, que médicamente se conoce como “Desorden o Trastorno Afectivo Estacional” (SAD), puede afectar la vida y alterar la rutina diaria de muchas personas. Sin embargo, la misma se puede evitar con tratamientos que se pueden realizar en la misma casa.

“En esta época del año la depresión tiene mucho que ver con la falta de luz solar. Cuando hay menos horas de luz, se causa depresión en algunas personas que son vulnerables, y hay que tratarlas con luces artificiales”, explica doctor Roberto Lewis-Fernández, profesor de Psicología Clínica de la Universidad de Columbia.

Según el psiquiatra, las personas que sufren de este desorden pueden comprar una lámpara bajo la cual se debe sentar treinta minutos al día y eso puede mejorar la depresión.

El método más común para tratar el SAD, como indica el doctor Lewis-Fernández, se conoce como fototerapia, el cual consiste en la utilización de una lámpara especial con una luz muy brillante que imita la luz del sol. La persona debe sentarse cerca de la lámpara durante unos 30 minutos cada día. Se recomienda hacerlo temprano en la mañana para imitar el amanecer. Si los síntomas de la depresión mejoran al cabo de tres a cuatro semanas esto indica, según los expertos, que la fototerapia está siendo efectiva. Los efectos secundarios pueden incluir dolor de cabeza y fatiga ocular.

Para saber si usted sufre realmente de depresión debe prestar atención a síntomas que duran más de dos semanas y que afectan su capacidad de sobrellevar el día a día y tener una vida normal. Los más comunes son:

Fatiga durante el día.

Dificultad para levantarse.

Baja concentración y funcionamiento en su trabajo.

Baja en el apetito sexual.

Ansiedad y desesperación.

Desesperanza.

Pocos deseos de socializar.

Tristeza profunda.

Vacío existencial.

Soledad.

A las personas que sufren de algunos de estos síntomas se les aconseja buscar la ayuda de un médico o experto en salud mental. Por lo general, los tratamientos incluyen terapias psicológicas y medicamentos anti-depresivos.

Cabe destacar que no existe un examen para diagnosticar el trastorno afectivo estacional. El médico puede hacer un diagnóstico preguntando acerca de los antecedentes de los síntomas. Y, como otras formas de depresión, ésta ocurre con más frecuencia en las mujeres que en los hombres.

Los expertos en el tema advierten que las personas deben tener mucho cuidado en no confundir la tristeza y angustia pasajera con la depresión clínica grave.

Según estudios de la Universidad de Georgetown, en Washington, un 6% de las personas en Estados Unidos sufre de la forma más aguda del SAD y otro 14% tiene tristeza de invierno