Los videos que muestran la muerte de joven a manos de policías en Missouri

Las autoridades aseguran que Antonio Martin (18) amenazó a los oficiales con un arma
De 31 cámaras de seguridad en la escena, tan sólo tres captaron imágenes del momento en que un oven de raza negra, Antonio Martin (18), muere a tiros a manos de un agente de la policía. Con este caso, Missouri vuelve a la ola de protestas por crímenes que consideran raciales. La muerte ocurrió afuera de una estación de gasolina en esta localidad, que se encuentra a tres millas de Ferguson.

Las primeras imágenes dadas a conocer muestran a la gasolinera Mobil, a la que acudió Martin la noche del martes. La Policía asegura que su agente hacía una revisión de rutina cuando vio a dos hombres y se les acercó.

Un segundo video mostrado por la propia Policía muestra un ángulo detrás de Martin y su acompañante. A eso de las 11:14 se ve cómo dos personas parecen discutir con la Policía. Una de ellas se hace para atrás y corre despavorida.

Según el informe de las autoridades, uno de ellos, que hoy se sabe que es Martin sacó una pistola y le apuntó al oficial conforme éste se les acercaba. “Temiendo por su vida, el agente de Berkeley hizo varios disparos, alcanzado al sujeto, hiriéndole mortalmente”, dijo el portavoz de la policía del Condado de St. Louis, Brian Schellman, en un comunicado difundido en Twitter.

Siete horas después del crimen, la Policía convocó a una conferencia de prensa en donde dieron más detalles sobre este nuevo asesinato a manos de un agente.

“El agente disparó tres veces contra el joven. Una bala hirió al sospechoso. Martin no disparó en ningún momento”, explicaron.

El incidente ocurrió cerca de las 11:15 p.m. El cuerpo del joven permaneció por lo menos dos horas en el estacionamiento de la gasolinera mientras agentes realizaban las averiguaciones. El área fue acordonada por varias patrullas hasta la madrugada.

Martin tenía un pasado criminal, que incluye delitos de asalto y uso incorrecto de armas de fuego, según The Guardian. El oficial que le disparó al joven tenía dos cámaras, una en el uniforme y otra en su patrulla. La del uniforme no estaba en funcionamiento en el momento del disparo, mientras que no está claro si la grabadora del coche estaba conectada o no. El auto está siendo examinado.

Por lo pronto, en lo que se realizan las investigaciones, el agente implicado ha sido dado de baja. Belmar describió los hechos como una “tragedia para todo el mundo”. “Nuestros corazones ciertamente están con la familia, pero se hicieron malas decisiones”, añadió.

El alcalde de Berkeley, Theodore Hoskins, dijo que tanto la ciudad como el condado de St. Louis sostendrían investigaciones independientes. Además indicó que este caso no podría compararse con el de Michael Brown: “El video muestra que el fallecido le apuntó con el arma al oficial”.

Poco después del incidente, entre 60 y 100 personas acudieron a la gasolinera, donde lanzaron gritos contra la Policía que se desplazó al lugar para mantener la zona bajo control, indicó la emisora local de la CBS.

Toni Martin, quien dijo ser la madre del abatido, aseguró que su hijo no tenía un arma y que recién había salido de su casa para ir a visitar a su novia. La pareja del joven, quien también se desplazó al lugar, se negó a hablar con la prensa.

La multitud que se reunió en torno a la gasolinera fue pacífica en un principio, aunque reportes del diario USAToday señalan que después de las 2:00 a.m. algunas personas comenzaron a lanzar piedras y ladrillos contra los agentes. Fotografías de la agencia Associated Press muestras a los manifestantes lanzando un dispositivo con humo.

La noticia también llegó a redes sociales, #AntonioMartin se convirtió en uno de los temas más discutidos en Twitter.

Missouri ha sido el epicentro nacional de decenas de protestas raciales, algunas muy violentas, desde que en agosto el agente Darren Wilson disparara mortalmente contra el joven afroamericano Michael Brown.

Este caso, que tuvo lugar en la localidad de Ferguson, ha ido cobrando relevancia más allá de la comunidad afroamericana al confirmarse que Brown estaba desarmado al momento de ser abatido. Por todo el país se han sumado millones de voces denunciando abuso en el uso de la fuerza por parte de los oficiales de policía.