China extiende los subsidios para los vehículos sin emisiones

Los subsidios serán otorgados a los compradores de vehículos eléctricos (EV), y los altamente electrificados vehículos de plug-in o con células de combustible
China extiende los subsidios para los vehículos sin emisiones
Cada año mueren entre 350,000 y 500,000 chinos como consecuencia de la alta contaminación ambiental.
Foto: Suministrada

El constante avance industrial del país Asiático lo lleva a requerir distintos tipos de carburantes para sus fábricas y vehículos.

Pero este avance tiene su precio y el nivel de contaminación de China llego a límites extremos, superando en muchos lugares los 400 microgramos por metro cúbico, lo que multiplica por 16 el límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ante eso las autoridades Chinas van a extender los subsidios para los nuevos vehículos de energía verde o “green energy” para el 2020, según el nuevo proyecto de reglas ambientales y extendiendo el plan de incentivos actual, que expira a finales de 2015.

La política representa el último esfuerzo de China para combatir la grave contaminación del tráfico, siendo una bendición para firmas como BYD Co., el mayor fabricante de vehículos eléctricos del país, o Tesla que está penetrando el mercado Chino de lujo con largas listas de espera en sus vehículos.

Los subsidios serán otorgados a los compradores de vehículos eléctricos (EV), y los altamente electrificados vehículos de plug-in o con células de combustible.

El monto de los subsidios se escala gradualmente durante el período 2016-2020, de acuerdo con el proyecto de normas publicadas en la Web del Ministerio de Finanzas.

China ha lanzado una serie de políticas para fomentar las ventas de vehículos verdes, esperando que la industria pueda ayudar a China a combatir la contaminación y reducir la dependencia del país del petróleo importado.

La producción de este tipo de vehículos en China se ha quintuplicado durante los primeros 11 meses de este año en comparación con 2013, pero la industria todavía está lejos del objetivo de poner 5 millones de vehículos con nuevas energía en las carreteras chinas para el 2020.

China sólo va a subsidiar las compras de vehículos ecológicos fabricados localmente, salvo los automóviles importados por empresas extranjeras como BMW, Tesla Motors y Nissan con su LEAF, que ya venden sus vehículos en el país Asiático.

Los compradores de vehículos eléctricos inicialmente podrán recibir subvenciones de hasta 55,000 yuanes (8,834 dólares) en el proyecto de reglamento, mientras que los compradores de autobuses eléctricos puros serán elegibles para un máximo de 500 mil yuanes.

Según calculan renombrados científicos chinos, cada año mueren entre 350,000 y 500,000 chinos como consecuencia de la alta contaminación ambiental.

La cifra de automóviles en las rutas de China aumentó de los 16 millones que había en 2000 a más de 100 millones en la actualidad, siendo hoy el mayor vendedor de autos del mundo, superando a Estados Unidos.