Los niños de Los Ángeles también celebran el Día de Reyes

La fundación Kimberly Moore espera haber repartido obsequios a los niños en unos mil hogares de Los Ángeles
Los niños de Los Ángeles también celebran el Día de Reyes
Una modelo caracterizada como el personaje de Elsa, de la película animada de Disney “Frozen” entrega juguetes a los niños.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

@Alvaradoisa

“Santa, ayúdame a darle una buena Navidad a mis niños”, escribió en una carta Stephanie Martínez, madre de tres, a mediados de noviembre. Hoy, 6 de enero, le respondieron los Reyes Magos.

La humilde casa de Martínez, en la ciudad de Lynwood, fue visitada este martes por la fundación Kimberly Moore, que desde 2007 realiza la titánica labor de responder las peticiones que miles de latinos en el Suroeste del condado de Los Ángeles hacen a Papá Noel.

Es tan complicado cumplir sus deseos que algunas cartas las atienden los Reyes Magos en enero.

El 2014 fue complicado para Stephanie: su hijo de siete años fue diagnosticado con leucemia, ella dejó de trabajar para cuidarlo y a su esposo lo deportaron. Ahora le rentan un cuarto a un familiar.

Pero esta tarde ellos recibieron una grata sorpresa. Una modelo caracterizada en el personaje de Elsa, de la película animada de Disney “Frozen”, esperó a los hijos de Stephanie en el patio de su casa y les cantó. Los pequeños también recibieron juguetes, ropa y útiles escolares.

“Quiero agradecer por venir y sorprender a mis hijos y hacerlos sonreír”, dijo Martínez.

La fundación Kimberly Moore espera haber repartido obsequios en unos mil hogares a finales de enero. Esta labor inició a mediados de noviembre, cuando organizaron un evento en Plaza México.

En siete años, la organización ha tendido la mano a unas 30 mil familias. “Me siento bendecida por la oportunidad de ayudarlos, de ver las sonrisas”, dijo su fundadora Kimberly Moore.

No todas las cartas dirigidas al Polo Norte solicitan juguetes, aclara Moore. “Unos piden ropa y trabajo; una pedía que sus papás dejaran de llorar y contaba que estaban perdiendo su casa”, contó.

Monique Archuleta, madre de dos pequeñas, pidió algún juguete de la película Frozen. “No puedo comprar algo así porque no tengo trabajo ahora o dinero”, escribió.

Hoy los Reyes Magos visitaron su casa, en una estrecha calle de Lynwood. Su hija, Ilene, de tres años, recibió una muñeca del personaje de Elsa. Cuando la actriz salió a su encuentro, la niña se petrificó. “Ella está frozen (congelada)”, dijo alguien.