Quiénes son los sospechosos del ataque a Charlie Hebdo

Los hermanos franceses Said y Cherif Kouachi son buscados por la policía por el ataque a la revista satírica Charlie Hebdo
Sigue a La Opinión en Facebook
Quiénes son los sospechosos del ataque a Charlie Hebdo
Se puso en marcha una fuerte operación de búsqueda de los responsables del ataque.
Foto: EFE

La policía francesa los considera “armados y peligrosos” y lanzó una operación masiva para detenerlos.

Said y Cherif Kouachi, dos hermanos franceses, son los sospechosos de llevar a cabo el letal ataque en la oficina de la revista satírica Charlie Hebdo en París, en la que murieron 12 personas.

La policía difundió fotos de los dos sospechosos y se informó que son ciudadanos franceses de origen argelino y residentes en París.

A raíz de eso se dijo que fueron vistos este jueves en una estación de servicio del norte de la capital francesa.

Según medios franceses, robaron comida y gasolina, y dispararon al aire al chocar contra el borde de la carretera en Villers-Cotterets, en el departamento de Aisne, en el norte del país.

De acuerdo a los reportes, Cherif, de 32 años, es un islamista condenado y encarcelado en 2008 quien durante mucho tiempo había sido conocido por la policía por vínculos con actividades militantes.

Cherif, también conocido por el nombre de Abu Issen, fue parte de la “Red Buttes-Chaumont” que ayudaba a enviar aspirantes yihadistas a combatir con al-Qaeda en Irak después de la invasión de Estados Unidos y Reino Unido en 2003.

Se crió en un orfanato en Rennes, al noroeste de Francia, y se formó como preparador físico antes de unirse a su hermano en París, según los informes del periódico francés Liberation.

LEA ADEMÁS:

Francia busca a los terrorista en medio del luto

Reportes contradictorios sobre cacería de atacantes en Francia

El misterioso tuit de la revista francesa Charlie Hebdo antes del ataque

En la capital trabajó como repartidor de pizzas.

La policía lo detuvo en 2005 cuando estaba a punto de abordar un avión con destino a Siria, que en aquel momento era la puerta de entrada para los yihadistas que tenían la esperanza de luchar contra las tropas estadounidenses en Irak.

En 2008 fue encarcelado por tres años, aunque 18 meses de la sentencia fueron suspendidos, según informa Liberation.

En 2010 fue nombrado en relación con un complot para ayudar a que el islamista Smain Ait Ali Belkacem se fugara de la cárcel.

Belkacem era parte del proscrito Grupo Islámico Armado Argelino (GIA) y fue condenado a cadena perpetua en 2002 por un bombardeo en una estación de metro de París en 1995 que hirió a 30 personas.

Said Kouachi, de 34 años, también fue nombrado en el complot Belkacem, pero los hermanos no fueron procesados por falta pruebas.

Se dice que solían frecuentar una mezquita en el distrito Stalingrad de París, donde se vieron influienciados por el imán radical Farid Benyettou.

Según los informes, el imán los animó a estudiar el Islam en su casa y en un centro musulmán en su barrio.

La tarjeta de identificación de Said fue encontrada en el coche en el que huyeron y luego abandonaron los hermanos después del tiroteo, según informó la agencia de noticias AFP, citando fuentes policiales.

Un tercer sospechoso, Hamyd Mourad, se entregó a la policía tras el ataque el miércoles y, según se dijo, el sujeto indicó que tenía una coartada: que se encontraba en la escuela en el momento del atentado.