Exagente de CHP bajo libertad condicional por compartir fotos íntimas

Tras el escándalo que surgió por una supuesta "práctica común" de la CHP, el exagente recibe su sentencia
Exagente de CHP bajo libertad condicional por compartir fotos íntimas
Sean D. Harrington (der.), de 35 años, exagente de la CHP, recibió una sentencia de tres años bajo libertad condicional.
Foto: Captura NBC

Un exagente de la Patrulla de Caminos de California (CHP por sus siglas en inglés) fue sentenciado a cumplir una sentencia de libertad condicional el martes, luego que éste se vio envuelto en un escándalo de la CHP por compartir fotos íntimas de mujeres detenidas.

Sean D. Harrington, de 35 años, no disputó los cargos en su contra —dos cargos criminales por copiar documentos adquiridos por medio de una computadora de manera ilegal— fue sentenciado a a cumplir tres años bajo libertad condicional y atender a un programa de prevención de violencia de 27 horas, reportó el Los Angeles Times.

Había recibido una sentencia adicional de seis meses en la cárcel, pero la juez en su caso del condado de Contra Costa, Terri Mockler, suspendió la sentencia y propuso el programa contra violencia. Mockler también ordenó al exagente a permanecer alejado de las víctimas y no difundir sus nombres.

Harrington fue acusado inicialmente de ganar acceso a los teléfonos celulares de las mujeres que detenía para enviar fotos íntimas a sus colegas.

Antes de leer la sentencia, Mockler citó un refrán la activista Elizabeth Cady Stanton, que dice lo siguiente:

“La degradación de la mujer se representa en la idea universal del hombre y sus derechos sexuales. Nuestras creencias, leyes y costumbres están basadas en la creencia que la mujer fue creada para el hombre”.

Después comentó que el error de Harrington fue de olvidar, por lo menos en el momento, que las víctimas son también individuos con integridad y dignidad.

Después que inició la investigación, Harrington renunció a la CHP en noviembre.

El exagente luego declaró a investigadores que la práctica de compartir fotos íntimas sería parte de un ‘juego’ común en la agencia que aprendió mientras trabajaba en el Sur de California. Si bien se presentaron cargos contra Harrington, ese no fue el caso con los dos agentes de CHP que recibieron las fotos enviadas por el acusado.

Acerca del caso, CHP emitió un comunicado que lee:

“Este supuesto comportamiento no refleja el profesionalismo de los miles de miembros de CHP con el compromiso de proveer lo mejor en seguridad y servicio para la gente de California. Esperábamos mucho más y también el público”.