Ninel Conde perdonaría a Juan Zepeda si le devuelve el dinero

La artista logró poner a su exmarido entre rejas tras haberlo denunciado por robo
Ninel Conde perdonaría a Juan Zepeda si le devuelve el dinero
Zepeda fue detenido en la ciudad de Acapulco, en México.
Foto: Agencia Reforma

Ninel Conde está dispuesta a retirar la denuncia de robo y fraude en contra de su exesposo Juan Zepeda, quien ayer fue detenido y llevado al Reclusorio Norte, si éste resarce el daño económico efectivo a tres millones de pesos.

Fuentes del entorno de Conde confirmaron a BASTA! que la artista está abierta a la posibilidad de retirar la denuncia contra el empresario, cuyo nombre completo es Juan Alberto Zepeda Méndez, de quien se separó hace casi dos años.

Desconozco si sea una cuestión de buena voluntad o no, lo que a Ninel le interesa es poder tener de vuelta y terminar con el tema de una vez para dejarlo en el olvido. De hecho, tampoco quiere comentar el tema a nivel público”, aseguró la fuente.

NINEL Y LAS FOTOS DE SU EMBARAZO

De acuerdo a allegados al caso, aunque los delitos de robo y fraude imposibilitan a Zepeda como benefactor del derecho de una fianza, existe la posibilidad de una negociación con Conde, de acuerdo a la implementación de los juicios orales en el Distrito Federal.

Así que ahora, además de concentrarse en la defensa de su cliente, los abogados del también sobrino de María Victoria deberán iniciar la recaudación del efectivo o, en el peor de los casos, de una prenda que garantice la reposición del daño a Ninel.

La aprehensión de Zepeda Méndez se dio a las 5:30 horas en Acapulco, Guerrero, uno de los sitios favoritos del empresario y, como fatal casualidad, uno de los lugares preferidos que él y la actriz tenían para vacacionar.

Zepeda fue trasladado durante la mañana a la Ciudad de México y fue remitido al Juzgado 4 Penal, con sede en el Reclusorio Norte.

Mientras pasa su primera noche en el Reclusorio Norte, Zepeda también es testigo del correr de un periodo de 72 horas que el Juzgado 4 ha otorgado para el desahogo de pruebas y el llamado obsequio de un auto de formal prisión o libertad.