ADN exonera a mexicano que pasó 20 años en la cárcel

Ángel González saldrá en libertad tras ser condenado por un secuestro y violación que no cometió
ADN exonera a mexicano que pasó 20 años en la cárcel
El grupo Innocence Project, en Nueva York, asumió la defensa legal de González.
Foto: Suministrada / Innocence Project

WASHINGTON – Tras 20 años de vivir en el encierro de una celda gris en Illinois por un crimen que no cometió, el mexicano Ángel González saldrá libre en las próximas horas al ser exonerado recientemente por una prueba de ADN.

González, de 41 años, fue condenado a 40 años de prisión por la violación de una mujer en la localidad de Waukegan, sólo que él era inocente.

El grupo Innocence Project, en Nueva York, asumió su defensa legal y finalmente el lunes, Ángel se convirtió en el quinto reo absuelto de un delito grave en el Condado Lake en cinco años.

La fiscalía retiró los cargos después de que pruebas de ADN desmoronaron el caso presentado contra González, en 1994, por el secuestro y violación de la víctima.

LEE TAMBIÉN:

Mexicano pasa más de 20 años en prisión por crímenes que no cometió (video)

Normalmente, los reos exonerados quedan libre en cuestión de minutos, pero González fue trasladado al Centro Correccional de Dixon a la espera de que el juez decidiera este martes su futuro inmediato.

Es que González recibió una sentencia de tres años por haber quebrado un lavamanos en su celda de aislamiento en solitario y, al ser indocumentado, ese cargo de 1995 lo ponía en peligro de deportación.

“El caso fue cerrado y él saldrá libre esta misma noche a los brazos de su familia. Imperó la justicia”, dijo Vanessa Potkin, una de sus abogadas de Innocence Project.

Por su parte, la abogada Claudia Valenzuela, que lleva su caso de inmigración, afirmó que la audiencia causó zozobra porque la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) bien podía deportarlo sumariamente.

“Ángel tiene fuertes lazos familiares y esperamos que ICE ejerza discreción procesal en su caso, porque él incluso puede beneficiarse de los alivios migratorios al ser encarcelado injustamente”, explicó Valenzuela.

“Esto fue algo muy trágico para él y su familia, y Angel no es una prioridad de deportación” enfatizó.

Saúl, hermano menor de Angel, cuenta emocionado los planes para celebrar con la familia su puesta en libertad: una gran fiesta y muchos chiles rellenos al estilo de Guanajuato, el plato favorito de Angel.

“Me dolió mucho esta injusticia y ahora mis padres y dos hermanas estamos contentos porque se acabó este calvario. Sé que le va a costar incorporarse a la vida afuera, pero confío en que le irá bien”, afirmó Saúl González en entrevista telefónica.

Camionero de profesión, Saúl, de 34 años, era el encargado de llevar a la familia a visitarlo a la cárcel, a dos horas y media de su casa en Waukegan. Durante su encierro, Ángel fue trasladado a varias cárceles, una de estas localizada a ocho horas de camino.

Soltero y sin hijos, Ángel aprendió tras las rejas un poco de inglés y obtuvo cinco diplomas en áreas como la mecánica, electricidad, construcción, limpieza y negocios, y su deseo ahora es encontrar un buen empleo.

“Nos venimos todos de Guanajuato en 1993 a buscar una mejor vida. Cuando encerraron a mi hermano, siempre estuvimos pendiente de él, y ahora queremos recuperar el tiempo perdido”, puntualizó Saúl.

LEE TAMBIÉN:

Hispano se salva de la pena de muerte tras 9 años en prisión (video)

Encarcelado dos décadas por error muere poco después de salir de prisión

Pasó 24 años preso por error y ahora exige $162 millones