Construyen un ambiente saludable para la comunidad

Construyen un ambiente saludable para la comunidad
BHC Long Beach es una organización sin fines de lucro que ha estado funcionando desde el 2010 que enseña a la gente cómo pueden mejorar su comunidad.
Foto: suministrada

@MarveliaAlpizar

Mantener las comunidades saludables es una labor que no solo implica la visita a un médico, sino también el acceso a un ambiente saludable.

Para ello, Building Healthy Communities Long Beach (BHC Long Beach), se han trazado la meta de lograr ese ambiente en el centro y oeste de Long Beach.

Este ambiente saludable, destaca James Suazo, coordinador de grupos de BHC Long Beach, incluye el acceso a aire limpio, alimentos frescos y saludables, salarios acordes al nivel de vida, espacios abiertos, vivienda apropiada, entre otros.

Destaca Suazo que BHC Long Beach es una organización sin fines de lucro que ha estado funcionando desde el 2010 y trabajan con más de 45 asociados que incluyen organizaciones sin fines de lucro, proveedores de servicios médicos y sociales e institutos educativos

“Ofrecemos oportunidades educativas para enseñar a la gente como pueden mejorar su comunidad en el centro y oeste de Long Beach”, dijo Suazo. “Las áreas en las que nos enfocamos son áreas de la ciudad que tienen una alta disparidad en salud, pocos ingresos, una baja calidad de vida, comparadas con otras áreas de Long Beach”.

BHC Long Beach forma parte de una iniciativa de 10 años financiada por California Endowment. La población a la que brinda servicios asciende a unas 19 mil personas, que incluyen en su mayoría latinos y asiáticos.

BHC Long Beach se esfuerza en lograr que los jóvenes permanezcan en las escuelas y eviten las suspensiones que los alejen de ellas, además de luchar contra la violencia que afecta algunas áreas.

La violencia es un problema muy grande en el área central de Long Beach, en donde hay muchos tiroteos, actividades de pandilla”, dijo Suazo. “Por eso buscamos formas positivas en lugar de los métodos tradicionales para combatir la violencia, formas en que podamos unir las comunidades, que ayude a crear apoyo positivo”.

Suazo destacó que en los últimos cinco años se han observado como las comunidades de las áreas en las que ellos trabajan se han unido para trabajar en grupos.

“Hemos notado mejoras en comparación a hacer cinco años. Tenemos un nuevo número de procedimientos y políticas que se han implementado”, dijo Suazo, resaltando que recientemente el consejo de la ciudad decretó el cierre de un área en la Avenida Mackay, una de las intersecciones más peligrosas de la ciudad para destinarla como espacio abierto.

“Ahora los residentes de esa área de Long Beach que no cuentan con un parque, tendrán acceso a un lugar al aire libre”