“No queremos otro Exide en East LA”

Vecinos se quejan de la contaminación causada por estación de transferencia de basura en el Este de Los Ángeles
“No queremos otro Exide en East LA”
Florentina Ramírez sufre constantes dolores de cabeza para respirar el olor nauseabundo producido por la planta.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

@YurinaMelara

Los residentes de la zona aledaña a la Estación de Transferencia y Reciclaje del Este de Los Ángeles aseguran que amanecen todos los días con un vapor mal oliente que se les cuela por las ventanas y se les pega en el rostro cuando salen a trabajar.

“Si por algún motivo dejo la ventana del cuarto abierto, amanezco con ganas de vomitar por el olor tan feo que entra”, dijo Rosa Ramírez, quien vive a un cuadra de la entrada principal de la estación de transferencia de basura, donde constantemente hay movimiento de camiones recicladores.

El novio de Rosa, Jesús Armando Macías tiene dos años viviendo en la zona y dice que ya está cansado del mal olor, las ratas del tamaño de gatos y de cucarachas del tamaño de pajaritos que salen de la planta.

“Cuando me voy al trabajo, lo primero que siento es un mist (neblina) que se me pega en la cara. A veces ese mist es dulce porque le agregan algo para encubrir el mal olor, pero es asqueroso aunque sea dulce”, dijo Jesús Armando.

Florentina Ramírez, de 74 años de edad, tiene más de 40 años viviendo en esa zona y dice que ha notado un incremento del mal olor.

Martha Ofelia Jiménez, vocera del Comité de Justicia Social y Paz de City Terrace, dijo que todas las personas merecen ser tratadas con dignidad y que permitir que esta estación de transferencia se expanda, tal cual tiene planificado, es una violación a los derechos de los residentes de la zona.

“Le estamos pidiendo a la nueva supervisora Hilda Solís, quien sabemos aboga por el medio ambiente, que pongan un alto a la construcción”, dijo Jiménez. “Los residentes tienen derecho a vivir en un lugar a donde no sufran de dolores de cabeza o de problemas respiratorios debido a olor fétido que sale de esta planta”.

Esta estación de transferencia recibe basura de más de 20 ciudades del condado de Los Ángeles, tiene más de 50 años de estar localizados en esta zona y es operada por Republic Services.

La Opinión habló a las oficinas corporativas y no hubo respuestas a nuestra petición de obtener el punto de vista de la empresa.

La supervisora Hilda Solís informó a través de un comunicado que su equipo de trabajo visitó esta estación la semana pasada.

“Hemos estado trabajando con ellos para abordar las preocupaciones de las comunidad sobre los olores en el área y continuaremos haciéndolo en los días venideros, incluyendo ayudar a la comunidad durante el evento comunitario este jueves”, declaró Solís.

LEE TAMBIÉN:

Planta Exide en Los Ángeles cierra sus puertas por siempre

Limpian patios de casas contaminados de plomo por Exide

Siete ciudades que no quieren más autos en sus calles

Republic Services es la segunda empresa más grande en todo el país dedicada a la recolección de basura, reciclaje y servicios de transferencia de desechos sólidos.

Tiene más de 800 operadores locales y más de 30,000 empleados a nivel nacional y Puerto Rico, según su página web.

En el Condado de Los Ángeles usan sus servicios múltiples empresas privadas como hospitales y diferentes industrias. También agencias de gobierno locales como las ciudades de Pasadena y Bell contratan sus servicios, de acuerdo a información oficial.

La activista comunitaria Martha Ofelia Jiménez, vocera del Comité de Justicia Social y Paz de City Terrace se pregunta por qué si esta empresa es tan exitosa, sólo donan 500 dólares anuales a una organización sin fines de lucro llamada City Terrace Coordinating Council.

“Esta empresa debería de tener una mejor política de ayuda a la comunidad en la que se ubica la estación. Cómo es posible que sólo donen 500 anuales después de que contaminan tanto y dañan tanto a esta comunidad”, dijo Jiménez.

Una ley que entró en vigencia en enero del 2012, la AB 341 obliga a todas las empresas comerciales con más de 4 yardas cúbicas de basura a la semana a implementar programas de reciclajes.

Aunque la residente Florentina Ramírez no sabe de esta nueva ley, ella dice que en los últimos años le parece que ha incrementado la cantidad de camiones que entran y salen de la estación, así como el mal olor.

“Si este negocio es tan bueno y tan estable, ¿por qué no hacen algo para ayudarnos?”, se pregunta Ramírez.

Republic Services ha instalado un sistema de humificación alrededor de la planta que ayuda supuestamente a controlar los malos olores.

La Opinión intentó sin éxito hablar con los portavoces de Republic Services, pero no se tuvo éxito a la hora de publicar esta historia.

La Estación de Transferencia y Reciclaje del Este de Los Ángeles envió cartas a los residentes de la zona aledaña para informar sus planes de expansión.

Aunque la reunión es coordinada por Republic Service como parte de las relaciones comunitarias, el Comité de Justicia Social y Paz de City Terrace está invitando a los residentes a acudan a la reunión este jueves a las 7 de la noche para hablar sobre los problemas que tienen a diario.

“Queremos que la gente afectada por la estación de reciclaje acuda a la reunión. Necesitamos estar unidos. No podemos permitir que nos traten de esta manera”, dijo la activista comunitaria Martha Ofelia Jiménez.

Se espera que alguien de la oficina de la Supervisora Hilda Solís esté presente en la reunión comunitaria.

Lugar: City Terrace Park

1126 N. Hazard Avenue, Los Angeles 90063

Hora: 7 pm