Premian a agentes del Sheriff que salvaron la vida de personas

El Departamento del Sheriff de Los Ángeles (LASD) entregó medallas a varios alguaciles por sus acciones heroicas
Premian a agentes del Sheriff que salvaron la vida de personas
Los alguaciles honrados fueron más allá del cumplimiento de su deber para salvar vidas.
Foto: Jorge Morales / La Opinión

Lo que Sergio Venegas hizo al aplicar un torniquete a un motociclista que se desangraba luego de un accidente ocurrido el 20 de julio de 2013 en West Hollywood, era parte de su trabajo.

Adrián Guillén y Joana Gómez estaban cumpliendo con su deber cuando participaron en el rescate de una mujer que había sido baleada por un hombre que se parapetó en una casa de Palmdale el 17 de enero de 2014.

La reacción que tuvo Rubén Valencia cuando el 23 de noviembre de 2013 se aferró al brazo de una mujer que se persignaba en preparación para lanzarse desde un puente de Azusa era el instinto de protección que demanda su labor.

Por eso este miércoles, cuando recibieron la medalla al mérito junto a dos docenas más de alguaciles del Departamento del Sheriff de Los Ángeles (LASD), cada uno de ellos respondió de manera sencilla: “Yo sólo hacía mi trabajo”.

“Es bueno que nos reconozcan, pero no es algo que estemos esperando, simplemente hacíamos nuestro trabajo, es lo que hacemos todo el tiempo”, comentó el oficial Guillén.

El sheriff Jim McDonnell dijo que pese a que hicieron lo que tenían que hacer como parte de su trabajo, es importante reconocer las acciones y el valor demostrado por los alguaciles.

Cada una de las acciones de los agentes del Sheriff que fueron reconocidos durante la ceremonia preservaron vidas humanas, apuntó McDonnell.

La medalla Lifesaving Award se ha entregado a más de 300 alguaciles que durante su trayectoria en el LASD han ido más allá del cumplimiento de su deber para salvar vidas.

Durante la ceremonia de premiación estuvo presente Teresa Van Dongen, la mujer que aún se recupera de los disparos de bala que recibió el año pasado cuando nueve oficiales, entre ellos Guillén y Gómez, intervinieron para rescatar a ella y a sus dos hijos de crianza adolescentes John Austin y Dameon Baber.