San Diego combatirá alza en robo de identidad que acecha a californianos

La Fiscalía de San Diego creó una unidad especial para investigar los casos
San Diego combatirá alza en robo de identidad que acecha a californianos
En 2014 se registraron 250.138 quejas y la comunidad hispana es una de los más afectadas.
Foto: EFE

San Diego.- El número de casos de robo de identidad ha aumentado significativamente en los últimos años en el sur de California, por lo que la Fiscalía del condado de San Diego ha creado una unidad especial para investigar este tipo de crímenes.

“Es el delito que está afectando a más personas, las probabilidades de que cualquiera de nosotros fuimos, somos o vamos a ser víctimas de este crimen es por lo menos de un 40%”, dijo hoy a Efe Jesse Navarro, portavoz de la Fiscalía de San Diego.

En su opinión, el caso de un mexicano que robó la identidad de un trabajador agrícola de California durante tres décadas debe servir como una llamada de atención ante uno de los delitos de mayor crecimiento en los últimos años.

Ramiro Plascencia Orozco, de 60 años, fue sentenciado este lunes a quince años de cárcel por delitos federales de robo de identidad además de ingresar al país nuevamente tras diversas deportaciones. El caso, que fue calificado por un juez como “extraordinario”, representa la mayor sentencia de su tipo para este tipo de crímenes, detallaron autoridades federales.

Datos de la Comisión Federal de Comercio, señalan que California se ubica en el séptimo puesto a nivel nacional por denuncias de robo de identidad.

En 2014 se registraron 250.138 quejas y la comunidad hispana es una de los más afectadas, según la Red de Vigilancia Contra el Fraude AARP de California.

LEE ADEMÁS:

Robo de identidad, el delito que más afecta a hispanos en California

Empresa fantasma deja a pareja hispana sin dinero y sin hogar

Cómo protegerse de las estafas más comunes en internet

En el reporte se detalla que el robo de identidad de seguro social y los servicios Medi-Cal representaron el 33% de las denuncias, seguido por el fraude de tarjetas de crédito.

De acuerdo a documentos presentados en la corte federal del Sur de California, Orozco, originario de Guadalajara, estado de Jalisco, se hizo pasar durante casi 30 años por José Del Muro Guerrero, un hombre que conoció por un amigo en común en un bar en la década de los ochenta.

Del Muro habría permitido que el acusado durmiera en su carro por una noche, además que le dio las llaves debido a que éste quería “escuchar la radio”. Al día siguiente, se percató de que Plascencia huyó a bordo de su vehículo llevándose su cartera, licencia de conducir, número de seguro social y acta de nacimiento.

Tras el robo, la víctima empezó a recibir multas de tránsito y su licencia de manejo fue suspendida, y hasta la fecha no ha podido emitir otra nueva.

Las autoridades revelaron que el mexicano utilizó al menos 35 nombres distintos en un lapso de 40 años, aunque ninguno en la proporción de la identidad de Muro Guerrero, que incluso llegó al punto de asegurar que él era el padre de uno de los hijos de la víctima.

En dicho periodo, Plascencia fue deportado de EEUU en más de 20 ocasiones y procesado diez veces por tráfico de indocumentados, ingreso ilegal al país, robo de identidad y otros delitos.

La fiscal federal, Laura Duffy, se mostró satisfecha con la sentencia, con la que dijo, se espera que la “pesadilla de Del Muro termine y que nunca deba compartir su nombre con este estafador”.

Tomando este caso como ejemplo, las autoridades del condado han exhortado a la comunidad a tomar medidas de prevención como revisar frecuentemente los estados de cuenta bancaria, destruir documentos con información personal antes de tirarlos a la basura, no dar ningún dato personal por teléfono y resguardar tarjetas del seguro social.

“Esa tarjeta es más importante hoy en día que hasta nuestro mismo nombre”, advirtió Navarro. “No es nada fuera de la común que el nombre y el seguro social de una persona lo estén utilizando varias otras personas ilegalmente”.

El vocero de la dependencia indicó que hay muchas personas que han sido víctimas de este delito y no se percatan de ello, hasta meses o, inclusive, años después, por lo que reiteró su petición de extremar las precauciones.