Ataca artritis también a jóvenes

Esta enfermedad puede afectar manos, pies, pulmones, ojos y otros órganos del cuerpo
Ataca artritis también a jóvenes
La artritis molesta para realizar tareas tan sencillas como escribir, usar la computadora o incluso vestirse.
Foto: Agencia Reforma

La artritis reumatoide (AR) no sólo afecta a los adultos mayores, pues el 60% de personas con síntomas iniciales tiene entre 35 y 55 años de edad.

Actualmente, tareas sencillas como escribir, usar la computadora o incluso vestirse, no lo son para un paciente que sufre esta enfermedad, y si no cuenta con un tratamiento adecuado, es probable que a la larga, le cause una incapacidad laboral.

“El paciente con AR puede llegar al consultorio médico con destrucción articular que lleva progresando muchos años y con distintos grados de deformidad e incapacidad funcional, pues el paciente tarda hasta tres años -en promedio- en llegar con un reumatólogo, el especialista adecuado para tratar esta enfermedad”, asegura Gabriel Medrano Ramírez, médico reumatólogo del Hospital General de México.

Esta forma de artritis, que es más frecuente en mujeres que en hombres, causa dolor, inflamación, rigidez y pérdida de la función de las articulaciones, puede afectar cualquiera de ellas y aunque es más común en las muñecas y los dedos.

En Estados Unidos, la artritis reumatoide es el tercer tipo de artritis más común antepuesta por la osteoaratritis, la gota y la fibromialgia.

La artritis reumatoide es diferente a la osteoartritis, la forma común de artritis a edad avanzada, además puede afectar otras partes del cuerpo además de las articulaciones, como son los ojos, la boca y los pulmones.

Los tratamientos incluyen medicamentos, ejercicios, reposo, protección de las articulaciones, técnicas de cuidado personal y regulación del ritmo de sus actividades y, en algunos casos, cirugía.

La AR es una enfermedad autoinmune, lo que significa que la artritis es el resultado de un ataque de su sistema inmunológico a sus propios tejidos.

Datos

Cerca de 1.5 millones de personas en Estados Unidos padecen de artritis reumatoide, cuya frecuencia es mayor en mujeres que en hombres.

Enemigo interno

La artritis reumatoide es un trastorno autoinmune, es decir, el sistema de defensa ataca a sus propias células. La deformación de los dedos en las manos y pies es un ejemplo de lo que puede causar esta enfermedad.

Otras afectaciones

Este mal causa inflamación en las articulaciones y diversas partes del cuerpo:

  •  En los pulmones causa pleuritis, la cual provoca dolor torácico agudo.
  •  La membrana que rodea el corazón (pericardio) se hincha, lo que dificulta la respiración.
  • En las manos, mientras el cartílago se deteriora progresivamente, el movimiento de la articulación produce un sonido similar al que se genera cuando se rompe algo.
  • En los vasos sanguíneos origina vasculitis, la cual genera afectaciones en los nervios y la piel.
  • En los tejidos de los pulmones provoca fibrosis pulmonar, lo que afecta los tejidos de estos órganos.
  • En los ojos se origina el síndrome de Sjögren, el cual daña nariz y garganta.