9 de cada 10 mexicanos desconfían de partidos políticos, alertan empresarios

9 de cada 10 mexicanos desconfían de partidos políticos, alertan empresarios
Foto: EFE / EFE/ARCHIVO

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y diversas organizaciones de la iniciativa privada advirtieron que nueve de cada 10 ciudadanos desconfía de los partidos políticos, y menos del 40% cree que la democracia es la forma de gobierno más adecuada.
“Es prioridad nacional enfrentar la fisura entre la credibilidad y la solidez que deben tener las instituciones y, por el otro lado, su descuido, desprestigio en su conducción y el desencanto entre la población”, afirman en su pronunciamiento.
Ante este panorama y a menos de una semana de las elecciones intermedias, hicieron un llamado a la sociedad para que acuda a votar y a las autoridades a garantizar condiciones de seguridad durante la jornada electoral del domingo.
El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, enfatizó la importancia en el futuro de los resultados electorales.
“Toda elección intermedia implica revisar prioridades y realizar ajustes. Los resultados determinarán, en gran medida, quienes serán actores relevantes en lo sucesivo”, dijo.
Agregó que los ciudadanos deben cumplir con la obligación de votar de manera informada y consciente para después exigir a los políticos electos que rindan cuentas de sus promesas y compromiso.
A través del comunidado, las organizaciones del sector privado dieron su total respaldo al Instituto Nacional Electoral (INE) y a los órganos de procuración e impartición de justicia electoral, entre ellos el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
Exigieron a las autoridades de los tres niveles de gobierno garantizar condiciones de seguridad a votantes, candidatos, funcionarios electorales, observadores y voluntarios responsables de las casillas, en toda localidad y en todo centro de votación.
“Pedimos al Estado mexicano, en su conjunto, que no se escatimen esfuerzos ni recursos para asegurar estas garantías, en particular en zonas de riesgo. Ante el amago de la delincuencia organizada, la presencia firme del Estado”.