Gobernador Brown firma presupuesto con iniciativas que favorecen a latinos

Gobernador Brown firma presupuesto con iniciativas que favorecen a latinos
Foto: EFE

El gobernador de California, Jerry Brown, firmó hoy el presupuesto del estado para el período 2015-2016 por un valor de $115,400 millones, incluyendo varias partidas que favorecen a los latinos que residen en el estado.
El presupuesto, resultado de negociaciones y acuerdos entre los legisladores y el gobernador, incluye una ampliación de la cobertura de salud para menores que se encuentran en el país ilegalmente, un aumento del crédito de impuestos para familias pobres trabajadoras y un incremento en el número de cupos para cuidado infantil subsidiado por el estado.
Según un comunicado de la gobernación, Brown firmó “un presupuesto balanceado y a tiempo, que ahorra millones de dólares e incluye pagos para disminuir la deuda, al mismo tiempo que dirige más recursos para las escuelas y para los californianos de bajos ingresos”.
La presidente de la asamblea, la demócrata Toni G. Atkins, anunció en un mensaje en su cuenta de Twitter que el “gobernador Jerry Brown firmó un presupuesto de California que refleja la salud económica del estado y construye la solidez fiscal de California”.
El plan de gastos también establece un programa de amnistía para aquellos residentes que no pueden pagar los gastos exponenciales causados por multas de tráfico y de las cortes, que han causado la suspensión de 4,8 millones de licencias de conducir desde el 2006.
El presupuesto firmado incluye $14,300 millones para el sistema de educación de kinder a último año de secundaria (K-12) y 380 millones para aumentar el crédito para el impuesto sobre los ingresos.
Igualmente contempla una partida de $40 millones para expandir el servicio médico subsidiado Medi-Cal para poder cobijar a los menores de edad indocumentados que residen en el Estado Dorado.
Un renglón de $265 millones financiará 7,000 cupos adicionales de preescolar y 6,800 cupos para guardería, más un porcentaje de aumento en el pago a los proveedores de los servicios.
Una partida única de $226 millones será destinada para restaurar la reducción del 7%, efectuada por recortes anteriores, en las horas para los servicios de cuidado en el hogar.
Aunque el presupuesto ya está completo, los legisladores y el gobernador todavía seguirán en conversaciones sobre la manera como California pagará por sus carreteras, autopistas y otra infraestructura de transporte, así como sobre algunos ajustes fiscales al sistema Medi-Cal que actualmente atiende más de 12 millones de californianos, cerca de un tercio de la población.