Asesinato en San Francisco revive ataque a ‘Ciudades Santuario’

La muerte de una joven a manos de un indocumentado con record criminal agrega combustible al debate nacional sobre inmigración
Asesinato en San Francisco revive ataque a ‘Ciudades Santuario’
Foto: SFPD

Las ‘Ciudades Santuario” están de nuevo bajo ataque, esta vez por el reciente asesinato en San Francisco de Kathryn Steinle, de 32 años, supuestamente a manos de un inmigrante indocumentado con historial criminal que había sido deportado en varias ocasiones.
La controversia sobre las ‘Ciudades Santuario’ se intensificó ayer cuando el sospechoso del tiroteo, Francisco Sánchez, de 45 años, dijo que regresó a San Francisco después de haber sido deportado cinco veces porque sabía que la Policía no lo entregaría a los agentes federales de inmigración.
San Francisco, desde hace 26 años, en una de las ciudades santuario en el país que no cooperan con las autoridades de inmigración para detener y entregarles a indocumentados.
El movimiento santuario surgió de los esfuerzos de las iglesias en la década de 1980 para proporcionar refugio a los centroamericanos que huyen de la violencia en sus países de origen y ante la renuencia del gobierno federal para otorgarles el estatus de refugiado, posteriormente fue adoptado por ciudades con gobierno más liberales y abiertos a la inmigración.
Sin embargo, las ciudades santuario también han sido blanco de ataques en medio del debate nacional por parte de grupos antiimigrantes y políticos ultraconservadores.
Sánchez tenía varios delitos, pero ninguna condena por crímenes violentos en los últimos años, según el Departamento del Sheriff de San Francisco.

San Francisco: protejemos a inmigrantes no a criminales

“Hay mucha discusión sobre las políticas de ‘Ciudad Santuario’ de San Francisco tras la muerte de Kathryn”, dijo el alcalde de la ciudad, Edwin Lee, en un comunicado. “Quiero ser claro: las políticas de ciudad santuario de San Francisco protegen a los residentes sin importar su estatus migratorio y no tienen la intención de proteger a criminales violentos”.
“Las políticas de nuestra ciudad ayudan a los inmigrantes y comunidades con inglés limitado donde algunas personas temen y desconfían del sistema de justicia criminal. Queremos que la gente reporte los crímenes, queremos que los hijos de los inmigrantes indocumentados vayan a la escuela y queremos que las familias tengan accso a los servicios sociales que necesitan sin temor a que sus gobiernos locales los reporten con las autoridades federales”, afirmó Lee.

Agua al molino republicano

Pero el Algunos republicanos han dicho que la administración Obama comparte responsabilidad por la muerte de Steinle.
El presidente del Comité de Justicia del Congreso, Bob Goodlatte (R-Va) culpó a ICE por haber dejado que los funcionarios de San Francisco se hicieran cargo de Sánchez sabiendo que es una “Ciudad Santuario”.
“El gobierno federal y San Francisco están mal aquí”, dijo Goodlatte en una entrevista con ABC.
También el candidato presidencial republicano Donald Trump, que ha encendido el ambiente antiimigrante llamando a los mexicanos inmigrantes “violadores” y “asesinos” en las últimas semanas, aprovechó el asesinato de la joven como “otro ejemplo de por qué tenemos que asegurar nuestra frontera inmediatamente”.
La Casa Blanca, por su parte, defendió este lunes nuevamente sus políticas de inmigración y criticó a los republicanos por utilizar este asesinato con fines políticos.
“Reconozco que la gente quiere jugar a la política con esto”, dijo Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca. “El hecho es que el presidente ha hecho todo lo que está bajo su autoridad para asegurar que nos nuestros recursos de aplicación de la ley se enfoquen en los criminales que representan un peligro para la seguridad pública”.

Sánchez no representa a los latinos

Quienes apoyan a las políticas de las “Ciudades Santuario” dicen que el objetivo de estás es preservar la unidad familiar, no proteger a los criminales.
Ahora, activistas pro inmigrantes temen que el caso de Sánchez opaque en cierto modo sus esfuerzos, a pesar de que éste no representa a la mayoría de los latinos, que vienen a este país buscando un futuro mejor.
“Es un revés para nuestro trabajo y a la vez un llamado para que los inmigrantes nos portemos bien”, dijo Francisco Moreno, vocero del Consejo de Federaciones Mexicanas en Norteamérica (COFEM). “Yo sé que la mayoría de los inmigrantes son personas de buena fe y trabajadoras”, agregó.
Ángela Sanbrano, presidenta de la mesa directiva del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), subraya que se trata de un incidente “aislado” que, no obstante, seré utilizado por los antiinmigrantes.
“California no tuviera el éxito económico, social y cultural si no fuera por los aportes de los inmigrantes. Desafortunadamente esas contribuciones no se ponen a consideración”, dijo.

¿Qué es una ciudad santuario?

No hay una definición legal, y su significado varía de una jurisdicción a otra, pero este término se usa generalmente para una ciudad, condado o estado cuyas políticas o leyes limitan la cooperación que sus agentes del orden o empleados gubernamentales pueden ofrecer al gobierno federal en asuntos de inmigración.

Nota: Para este artículo contribuyó Isaías Álvarado