ICE sigue pidiendo detener a extranjeros sin delitos

A pesar del cambio anunciado en Noviembre, siguen pidiendo detención de no delincuentes. En California, el 81% de los "detainers" enviados por ICE a las policías locales es para extranjeros que no han sido convictos de delito alguno
ICE sigue pidiendo detener a extranjeros sin delitos
El hombre está en proceso de deportación
Foto: Archivo / Getty Images

La Agencia de Inmigración y Aduanas ICE continúa pidiendo a las autoridades locales la detención de personas que no son delincuentes convictos, de acuerdo al más reciente análisis de las cifras de la propia agencia por parte del proyecto TRAC de la Universidad de Syracuse, que lleva años rastreando estos datos.

Mientras la cantidad de “detainers” u órdenes de detención de ICE ha bajado, el porcentaje de personas sin delito en el record que los están recibiendo continúa siendo alto, reveló TRAC.

De ser así, las acciones de ICE estarían en contradicción con la política establecida por el propio Secretario de Seguridad Nacional Jeh Johnson en Noviembre, cuando el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció que se concentraría únicamente en los delincuentes más serios y en personas con “circunstancias especiales”.

Fue en ese momento cuando Johnson anunció la suspensión del programa “Comunidades Seguras” y lo sustituyó con otro llamado “PEP” o “Priority Enforcement Program”, que supuestamente estaba más enfocado que el anterior en deportar a los “delincuentes peligrosos y personas que constituyen un peligro a la seguridad pública”

Los llamados “detainers” u órdenes de detención, son realmente solicitudes que envía ICE a las autoridades locales que en algún momento detuvieron o ficharon a un extranjero, hayan sido o no convictos de un delito. ICE recibe las huellas digitales al momento del arresto y revisa sus bases de datos para determinar si el extranjero es potencialmente deportable.

Según el análisis de TRAC, la cantidad de “detainers” que ICE envía a las autoridades locales ha disminuido notablemente en los últimos meses, pero los que llegan, siguen muy enfocados en personas sin delitos graves.

ICE pidió 7,993 “detainers” en Abril de 2015 en todo el país, 30% menos que los 11,355 que pidió en 2014, el mes anterior al anuncio de Johnson.  En Abril, cinco meses después del cambio de programa, sólo el 32% de los detainers contra extranjeros era para personas convictas de un delito y sólo 19% eran convictos de un “felony” o delito mayor.

Esto contradice la política anunciada de “sólo buscar la transferencia de un extranjero en custodia de agencias estatales o locales cuando la persona haya sido convicta de un delito serio, específicamente enumerado”.

La mayoría de los “detainers” van a California y Texas, lo cual no es inusual, ya que son los dos estados fronterizos más grandes, pero precisamente en California, la inmensa mayoría de los detainers pedidos por ICE eran para individuos sin delitos: 81%.  Sólo 19% de ellos había sido culpabilizado por un juez.

Consultados al respecto, portavoces de ICE se ciñeron a su respuesta usual.

“ICE se enfoca en una aplicación inteligente y efectiva que pone prioridad en la expulsión de extranjeros delincuentes, los migrantes recientes y los violadores graves de las leyes migratorias…”, dijo Jennifer D. Elzea, portavoz de ICE. “En nuestros centros de detención, el 99.5% de los detenidos están dentro de nuestras prioridades”.

Las prioridades mencionadas por ICE incluyen personas no convictas de ningún delito, pero técnicamente esto debió cambiar con el anuncio de Noviembre.

Susan B. Long, co-directora de TRAC, dijo que la respuesta de ICE “parece corroborar que en realidad no hay evidencias de que están limitando sus solicitudes a las prioridades anunciadas por el Secretario Johnson, como muestran nuestras cifras”.

Chris Newman, de la Red Nacional de Jornaleros, dijo que estas cifras “son más evidencia de lo que ya sabemos, que no se puede confiar en ICE, desde el principio hubo un gran trecho entre la descripción del programa y su implementación”.