Intentan romper la ‘Maldición de la cabra’, comiéndose una (VIDEO)

Cinco 'tragones' contribuyen a la causa de los Cubs con su increíble esfuerzo...
Intentan romper la ‘Maldición de la cabra’, comiéndose una (VIDEO)
Este exorcismo podría funcionar.
Foto: Captura TV

Un hechizo que no se ha roto en 70 años -a pesar de múltiples intentos– sigue obsesionando a los aficionados de los Chicago Cubs, un hechizo que ni a todo pulmón gritando el ya clásico “let the goat in” ha podido ser revertido.

El nombre de Billy Sianis, dueño de una taberna cercana a Wrigley Field ha vuelto a ser invocado en el más reciente intento de exorcismo de la maldición que de su boca salió en el lejano 1945.

Patrick Bertoletti, Tim Brown, Kevin Strahle y Bob Shoudt, cuatro tragones profesionales de la ciudad de Chicago -dos de ellos restauranteros locales- pusieron el pasado martes su granito de arena para intentar romper la maldición que pesa sobre los Cubs, al devorar una cabra completa en compañía del ex campeón de la competencia de tragones de hot dogs de Coney Island, Takeru Kobayashi.

Parece que el intento completado en 13 minutos y 22 segundos ha rendido frutos, pues la novena de Joe Maddon ya casi amarra el comodín de la División Central de la Nacional con un balance hasta el momento en la temporada de 89-63.

La maldición de la cabra

Siete décadas sin títulos y llenas de decepciones se acumulan para los Chicago Cubs desde aquél aciago 6 de octubre de 1945, cuando la novena perdió el cuarto partido de la Serie Mundial ante los Tigres de Detroit, que terminaron dando la voltereta en un séptimo partido.

Había caído una maldición sobre los Cubs, lanzada por Billy Sianis, el dueño de The Billy’s Goat, una taberna cercana a Wrigley Field, quien fue impedido para entrar al partido, a pesar de contar con boletos, para él y la cabra que le daba nombre a su negocio -de nombre Murphy– y que hacía las funciones de publicidad móvil.

Existen dos versiones, una que apunta al propietario de los Cubs, Philip K. Wrigley, quien le habría prohibido la entrada al animal, argumentando que ‘apestaba‘; y otra que afirma que fue el público quien expulsó a la cabra y a su dueño del interior del parque por la misma razón.

Sianis afirmó entonces: “Los Cubs no volverán a ganar; nunca ganarán la Serie Mundial hasta que no le permitan a la cabra ingresar a Wrigley Field”.