La controversia por $15 la hora llega a Santa Mónica

Se debate una excepción de esta alza del salario mínimo para trabajadores en sindicatos
La controversia por $15 la hora llega a Santa Mónica
Camión con el que el EPI protesta la subida del salario mínimo en Santa Mónica.
Foto: Cortesía / La Opinión

El Ayuntamiento de Santa Mónica está considerando un aumento de salario mínimo. La ciudad intenta seguir los pasos de Los Ángeles en el esfuerzo de subir esta compensación a $15 la hora en 2020. Con el aumento, la ciudad también propone una cláusula para eximir a trabajadores sindicalizados del aumento a través de un acuerdo de negociación colectiva. Esa misma cláusula causó una intensa controversia y no fue aceptada en Los Ángeles.

“A diferencia de Los Ángeles, lo estamos proponiendo desde el principio”, explica Rick Cole, administrador de la ciudad de Santa Mónica. “Dado que fue presentado en los últimos pasos de la aprobación de la ley en Los Ángeles, la reacción de los opositores es comprensible”.

Pero los críticos están manifestando su oposición a esta cláusula, en cualquier caso. El Employment Policies Institute, un centro de análisis de tendencias conservadoras, pagó un anuncio contra los sindicatos en Los Angeles Times y montó el martes una cartelera móvil frente al Ayuntamiento.

“Los sindicatos han invertido mucho en subir el salario mínimo”, explica Michael Salts, director de investigación del Employment Policies Institute. “La sospecha es que esta fisura es hipócrita y su motivo no es tan honorable”.

Críticos como Salts dicen que esto puede ser una manera de atraer a las empresas y animar a los empleados a afiliarse a un sindicato. Salts, que está en contra de un aumento de salario mínimo, dice que esta subida no es la solución para cerrar la brecha salarial.

“En otras ciudades donde se aumentó el salario mínimo ya, como Oakland y Chicago, muchos negocios han tenido que cerrar”, dice Salts. “Los pequeños negocios tienen que reducir sus fuerza laboral para poder pagar los salarios”, explica

Si el Ayuntamiento aprueba la propuesta, Santa Mónica será la segunda ciudad en la región que aumenta el salario mínimo a $15. Cole explica que el 13% de residentes de Santa Mónica viven por debajo del umbral de la pobreza, según el censo de 2010.

“Hay muchas provisiones para revisar, y es muy posible que la decisión sobre el salario mínimo se dilate varias semanas”, dijo Cole.

MÁS SOBRE AUMENTO DEL SALARIO MÍNIMO