México vs. EEUU: entre los dólares y el morbo

En México el próximo clásico ante EEUU aún no enciende entre la afición
México vs. EEUU: entre los dólares y el morbo
El duelo clásico de la Concacaf no despierta mucha expectativa en México.
Foto: Mexsport

La semana del duelo más trascendente del clásico entre México y Estados Unidos desde la final de la Copa Oro 2011 ya corre y con ella cada vez es menor el tiempo para conocer cuál de las dos selecciones acude como representante de la Concacaf a la Copa Confederaciones de Rusia en 2017.

La Confederaciones, un pretexto de ensayo un año antes en el país sede de la Copa del Mundo, es considerada por las grandes selecciones un torneo menor, tanto que la FIFA recompensa la asistencia con una jugosa suma económica para las asociaciones participantes, además del trozo de pastel que representa para las televisoras dueñas de los derechos en los países de la selecciones inscritas.

Deportivamente, el torneo no representa mayor atractivo ni mucho menos sirve como parámetro a un año del Mundial. Basta con recordar la edición de Brasil 2013, con los anfitriones y España dirimiendo el título. Un año más tarde, los ibéricos fueron apartados en la primera ronda y los locales recibieron una goleada tan histórica como bochornosa por parte de Alemania, a la postre campeona del Mundo y ausente de la Confederaciones el año anterior.

Pero en México las manos se frotan cuando las televisoras, cada vez con mayores problemas por la baja de ingresos, ven negocio. En la sede tricolor la codicia es tal que se prefiere sacrificar una Copa América, con comprobado valor deportivo, a cambio de los dólares de la FIFA.

Esto le da una categoría de crucial al partido frente a EEUU para las autoridades deportivas mexicanas, que depositaron su confianza en un Ricardo Ferretti que en su lista para el torneo dejó fuera de la convocatoria a Guillermo Ochoa, el portero del Málaga, quien se hace viejo en la suplencia del puesto ocupado por el camerunés Carlos Kameni.

Ferretti no quiere futbolistas sin ritmo, como, al parecer, tampoco desea hombres de mucha retención de balón en mediocampo. La ausencia de Luis Montes, creativo del León, deja claras las intenciones del Tuca: apuesta por futbolistas verticales, de veloz traslado de balón, como Herrera, Giovani dos Santos y Carlos Esquivel.

Así, México está listo para el partido grande en el cual los dueños del balón esperan ver la lluvia de dólares, mientras los aficionados ansían no vivir una humillación deportiva más de manos de Estados Unidos.

En contexto

Klinsmann da a conocer lista para enfrentar a México

El Tuca enciende la ‘Vela’ del Tri y le reza a ‘dos Santos’

EEUU y México le ponen ‘hot sauce’ a su duelo

Landon Donovan atiza el fuego encendido por Bradley (VIDEOS)

Bradley abre las hostilidades de cara al México – EEUU