Subastan uno de los famosos Ferrari de Fangio

Juan Manuel Fangio, el piloto argentino, hizo leyenda en la Fórmula Uno
Subastan uno de los famosos Ferrari de Fangio
Foto: RM Sotheby

¿Quién no conoce a Juan Manuel Fangio, llamado “el Chueco”, el mejor piloto de su época, campeón del mundo en cinco ocasiones? El récord de Fangio de cinco campeonatos del mundo no fue eclipsado hasta 2003, cuando Michael Schumacher logró el sexto de siete campeonatos de pilotos del mundo.

Pero Fango tiene el porcentaje más alto de victorias en la Fórmula Uno con un 46.15%, ganando 24 de 52 carreras de Fórmula Uno en las que participó. Algo muy difícil de igualar hoy en día.

Fangio es el único piloto argentino que ha ganado el Gran Premio de Argentina, algo que sus predecesores no pudieron.

Después de ganar su primer campeonato de pilotos en 1951, Fangio se rompió el cuello en una carrera en 1952 y tuvo que dejar las competencias por un tiempo. Cuando regresó al circuito, volvió a ganar cuatro campeonatos consecutivos, de 1954 a 1957, a una edad en que la mayoría de los conductores de hoy estarían de vacaciones en el Caribe.

ferrari fangio

La leyenda de Fangio fue tan grande que el 23 de febrero de 1958, dos hombres armados y enmascarados entraron en el Hotel Lincoln en La Habana y secuestraron a Fangio a punta de pistola. Cuba tenía su Gran Premio de Fórmula Uno en esa época.

El motivo era simple: capturar al nombre más grande en el automovilismo fue una forma de atraer la mirada mundial a la causa de los rebeldes. A pesar de que la noticia se extendió por el mundo, el presidente Batista ordenó seguir la carrera como de costumbre.

Luego de su liberación, Fangio dijo: “Bueno, ésta es una más de mis aventuras, si los rebeldes hicieron esto por una buena causa, yo, como argentino, acepto”. Fangio fue liberado después de 29 horas y permaneció como un buen amigo de sus captores tiempo después.

Este mes de diciembre en Nueva York, la casa RM Sotheby, subastará el Ferrari deportivo V12 con el chasis 0626, construido específicamente para Fangio para la famosa carrera de Mille Miglia del 1956. Fangio corrió esa carrera con una sola mano y terminó cuarto en la general.

Vestido con los colores argentinos, Fangio, presentó el nuevo V12 de 3.5 litros y fue uno de los cuatro únicos 290 MM construidos. Luego de que Fangio dejara el vehículo, finalmente aterrizó en los Estados Unidos donde compitió hasta 1964.

Además de la herencia que dejó Fangio, este Ferrari de chasis número 0626 fue impulsado por muchos de los mejores conductores de la época y nunca fue destruido en un accidente. Según los expertos debería alcanzar una cifra lo suficientemente alta en el rango de los $25 a $30 millones.