Ataques en París: Estas son las pistas que siguen las autoridades

Algunos expertos en antiterrorismo contemplan la teoría que este tipo de ataques pudo provenir de individuos con iniciativas independientes dentro de Francia que, por identificación común con otros yidahistas, aspiran a perpetrar atentados a gran escala
Ataques en París: Estas son las pistas que siguen las autoridades
Foto: BBC

Se han abierto varios frentes de investigación que implican un amplia área geográfica, desde los suburbios de París hasta las costas de Mediterráneo.

El presidente de Francia, François Hollande, declaró que los mortales ataques perpetrados en París por supuestos extremistas del autodenominado Estado Islámico “fueron planeados por fuera de Francia”.

La magnitud y coordinación de los atentados que dejaron por lo menos 129 muertos y más de 300 heridos apuntan a un alto grado de sofisticación y organización.

Sin embargo, algunos expertos en antiterrorismo contemplan la teoría que este tipo de ataques pudo provenir de individuos con iniciativas independientes dentro de Francia que, por identificación común con otros yidahistas, aspiran a perpetrar atentados a gran escala.

Ya sea una fuente interna o externa la responsable de las atrocidades, se han abierto varios frentes de investigación que implican un amplia área geográfica, desde los suburbios de París hasta las costas de Mediterráneo.

El atacante francés

De los siete sospechosos muertos -seis por detonación de chalecos con explosivos y uno al ser ultimado por la policía- las autoridades han identificado formalmente a uno solo.

Es Isamel Omar Mostefai, de 29 años, nacido en la localidad de Courcouronnes, 25 kilómetros al sur de París.

Casa de Mostefai

Ismael Omar Mostefai, el único atancante identificado, vivió en esta casa en Chartres.

En años recientes vivió en la ciudad de Chartres, al suroccidente de París, y asistía a la mezquita de la vecina Luce.

Mostefai tenía un prontuario criminal pero nunca había estado en la cárcel.

Fue identificado tras comparar la huella digital de un dedo encontrado en la sala de conciertos Le Bataclan, el sitio de la peor masacre perpetrada del viernes pasado.

Las autoridades francesas creen que se radicalizó en 2010 y hay informes que indican que estuvo un tiempo en Siria.

En la sala de conciertos Le Bataclan ocurrió la peor de las masacres.

La policía ha detenido a seis familiares de Mostefai para interrogación, incluyendo a su padre y hermano. Las casas de estos últimos fueron registradas durante tres horas.

El hermano mayor se presentó voluntariamente a la comisaría.

Dijo no haber tenido contacto con su hermano menor en varios años, luego de una disputa familiar, pero expresó sorpresa de que se hubiera radicalizado.

Mostefai era uno de seis hijos. Había viajado a Argelia con su familia y joven hija, señaló el hermano.

Los pasaportes

En el Stade de France, donde se jugaba un partido de fútbol internacional entre Francia y Alemania y tres atacantes suicidas se inmolaron, se encontró un pasaporte sirio.

La persona identificada en ese documento había ingresado a la Unión Europea a través de la isla griega de Leros, el 3 de octubre, según un ministro de ese país.

Investigadores forenses

Investigadores forenses encontraron un pasaporte sirio en el Stade de France, donde se inmolaron tres de los atacantes.

El portador del pasaporte, descrito como A.A., entró a Serbia por Montenegro en el cruce fronterizo de Presevo, el 7 de octubre, afirmaron las autoridades serbias.

No se sabe si el dueño del pasaporte, nacido en 1990, estuvo involucrado en los ataques.

Los pasaportes sirios tienen valor en el mercado negro y ese pudo haber sido robado o comprado por fuera de Francia.

En el estadio de fútbol también se encontró un pasaporte egipcio, según informes.

Sin embargo, el embajador de Egipto en Francia explicó a los medios que el portador del pasaporte fue una víctima del ataque.

La “conexión belga”

La policía en Bélgica arresta a un individuo sospechoso de estar vinculado a los ataques.

Un automóvil negro Seat, que se cree fue utilizado por los atacantes que acribillaron a sus víctimas en restaurantes, fue encontrado en Montreuil con varios rifles AK47 adentro, según fuentes judiciales.

El hallazgo parece confirmar la teoría de que algunos de los sospechosos lograron huir del lugar de los hechos, informa el corresponsal de la BBC en París, Hugh Schofield.

Estos individuos pudieron haber ido en dirección norte, hacia Bélgica, en otro automóvil, añade.

Entretanto, en Bélgica, cinco personas fueron arrestadas el sábado, en la localidad de Molenbeek, cerca de Bruselas, en conexión con los ataques de París, manifestó el alcalde de Molenbeek a la televisión local.

La localidad de Molenbeek, cerca de Bruselas, ha sido escenario de cinco arrestos.

Se cree que por lo menos uno de los arrestados estuvo el viernes en París, dijo el primer ministro belga, Charles Michel.

Un Volkswagen Polo con matrícula belga fue ubicado cerca de la sala de conciertos Le Bataclan.

El director de la fiscalía en París, François Molins, indicó que el auto había sido arrendado por un francés que vivía en Bélgica.

Según Molins, los ataques probablemente fueron perpetrados por tres equipos coordinados de “terroristas”.

El posible vínculo en Alemania

Las autoridades en Alemania están investigando a un hombre arrestado en Baviera, hace diez días, después de encontrar armas y explosivos en su auto.

El individuo, un montenegrino de 51 años, fue arrestado cerca de la frontera con Austria a comienzos de noviembre.

Policía fronteriza en Alemania

La policía fronteriza en Alemania está en máxima alerta.

La policía le encontró varias armas, incluyendo ocho ametralladoras.

El ministro del Interior, Thomas de Maiziere, añadió que el sistema de navegación satelital del vehículo tenía asignado una dirección en París.

Maiziere confirmó que las autoridades estaban investigando posibles vínculos del detenido con los ataques, pero advirtió contra llegar a conclusiones prematuras.