Cámara de Representantes aprueba frenar la entrada de refugiados de Siria e Irak

Mayoría de estadounidenses, temerosos del terrorismo, se opone a la llegada de refugiados, dice encuesta
Cámara de Representantes aprueba frenar la entrada de refugiados de Siria e Irak
Paul Ryan
Foto: EFE

WASHINGTON.- En medio de un álgido debate sobre el futuro de la política migratoria y pese a la amenaza de un veto presidencial, la Cámara de Representantes aprobó hoy una medida que pone una pausa a la entrada de refugiados de Siria e Irak hasta que se sometan a mayores controles de seguridad.

Con 289 votos a favor -incluyendo el “sí” de 47 demócratas- y 137 en contra, la Cámara Baja aprobó la medida republicana, que afronta un rumbo incierto en el Senado, donde también hay esfuerzos republicanos por bloquear la entrada de refugiados.

Aunque los expertos aseguran que el riesgo de un atentado a gran escala en EEUU es mínimo, en el fondo, la preocupación de todos es si el país en realidad tiene los recursos y tecnología para proteger a la población de ataques terroristas, sobre todo en sitios de mayor concentración, como estadios, teatros, y medios de transporte público.

Tanto republicanos como demócratas se enzarzaron en agrias disputas sobre la necesidad del proyecto de ley HR4038, antes de aprobarlo e iniciar un receso de diez días por el feriado del “Día de Acción de Gracias”.

Seguridad primero

El presidente del Comité Judicial de la Cámara Baja, el republicano Bob Goodlatte, insistió en que el gobierno tiene la responsabilidad de proteger a los ciudadanos y evitar la entrada al país de personas que, haciéndose pasar por refugiados, quieran hacerle daño.

El líder de la mayoría republicana, el californiano Kevin McCarthy, afirmó que los terroristas quieren aprovechar las debilidades del sistema de reasentamiento de refugiados.

Mientras, otro republicano de California, Dana Rohrabacher, sugirió que todo refugiado sea sometido a una prueba para detectar mentiras y, además, que se dé prioridad a los cristianos en Siria para “salvarlos del genocidio”.

Pero, desde un mismo libreto, la mayoría de los demócratas, liderados por Nancy Pelosi, replicó que cerrar las puertas a los refugiados es una concesión para el grupo extremista islámico ISIS y contraviene los valores de EEUU.

“Podemos resguardar la seguridad y dar la bienvenida a desesperadas madres y niños que afrontan la brutalidad de ISIS”, dijo Pelosi.

En ese sentido, la legisladora demócrata por Texas, Sheila Jackson-Lee, recordó que hay unos 60 millones de desplazados en el mundo, de los cuales el 20% es de Siria, donde los grupos terroristas se ensañan con víctimas inocentes.

“No hay necesidad de esta medida… ¿Dónde está nuestra compasión?”, preguntó Jackson-Lee, al señalar a un gigantesco cartel que describe el exhaustivo proceso de admisión para refugiados, incluyendo menores.

En paralelo al debate en el Capitolio, legisladores de ambos partidos y ambas cámaras del Congreso mantuvieron una guerra de retórica en Twitter, al igual que lo hicieron grupos afines.

¿Qué hace la medida?

La Administración Obama quiere recibir a unos 85,000 refugiados para el año fiscal 2016, de los cuales 10,000 plazas están destinadas a sirios.

Pero el “Acta de Seguridad Estadounidense contra Enemigos Extranjeros”, patrocinada por los republicanos Michael McCaul y Richard Hudson, exige que, para que puedan entrar a EEUU, los refugiados de Siria e Irak sean sometidos primero a una rigurosa revisión, y que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), el Director de Seguridad Nacional (DHS) y el Director de Inteligencia Nacional (DNI), “certifiquen” al Congreso que  éstos “no son una amenaza a la seguridad”.

La Administración Obama y diversos grupos progresistas han insistido en que EEUU ya tiene un exhaustivo proceso de revisión que dura dos años, pero eso no aplaca a los conservadores.

Veto presidencial

En días recientes, el presidente Barack Obama criticó la idea de cerrar las puertas a los refugiados – Francia, atacada por ISIS, acogerá a 34,000- o de dar preferencia a cristianos, y la Casa Blanca ya había adelantado que la medida afrontará un veto presidencial.

Obama se mofó de republicanos que temen a “viudas y huérfanos”, a lo que hoy el republicano Trey Gowdy respondió que el problema es la “fallida” política exterior de su gobierno.

Las riñas llegaron a tal grado que el senador republicano y precandidato presidencial, Ted Cruz, retó públicamente a Obama a que le “insultara a la cara” en vez de criticarlo en su gira internacional.

Cruz no logró avanzar hoy en el Senado su medida para retirar la ciudadanía a estadounidenses que se unen a grupos terroristas y prohibir la entrada a EEUU de países con grandes bolsones de territorios bajo control terrorista, como Irak, Libia, Somalia, Siria, o el Yemen.

La medida en la Cámara Baja generó fisuras entre un puñado de demócratas, temerosas de parecer “blandos” en temas de seguridad. Un total de 47 demócratas, incluyendo los 15  de la llamada “Blue Dog Coalition” respaldaron la propuesta.

Algunos observadores, de hecho, señalaron que la Administración Obama tardó demasiado para torcer brazos en el Capitolio en contra de la medida.

Estadounidenses se oponen a más refugiados

A raíz de los atentados en París el viernes pasado, que dejaron 129 muertos y más de 300 heridos,  el temor al terrorismo islámico ha calado entre los estadounidenses: una encuesta divulgada hoy por NBC News/SurveyMonkey indicó que el 56% de la opinión pública se opone a recibir a más refugiados de Siria y otros países, y solo el 41% lo aprueba.

El asunto divide a ambos partidos aunque la mayoría de los estadounidenses cree que EEUU y sus aliados están perdiendo la guerra contra ISIS, y apoyan además el envío de tropas adicionales para combatir a los terroristas en Siria e Irak.

La encuesta refleja que, al final, pudo más el miedo que el reclamo de la mayoría de demócratas, grupos cívicos, religiosos y proinmigrantes, entre ellos ACLU, Human Rights Watch,  y el Centro para el Progreso Estadounidense, que piden compasión para quienes huyen de la violencia.

El mundo contra ISIS

Según el demográfo Mark H. López, del Centro de Investigación Pew, hay un rechazo generalizado contra ISIS en las once naciones con alta concentración de musulmanes, en Asia, Africa y Medio Oriente.