Mucho cuidado con el azúcar que consumes sin darte cuenta

Los peligros del azúcar añadido en alimentos y cómo empezar a cambiar tus patrones de alimentación para evitar enfermedades

Guía de Regalos

Mucho cuidado con el azúcar que consumes sin darte cuenta
Para una dieta promedio, el máximo de azúcar de 50 es de gramos al día, o sea, 12 cucharaditas.
Foto: Shutterstock

En algún momento del día es muy posible que sientas el deseo de comer algo dulce. Cuando esto ocurre, quizás estás acostumbrado a agarrar la primera barra de chocolate, galleta o bizcocho que encuentras disponible.

Detener esa urgencia para pensar un poco lo que decides consumir puede ahorrarte muchos dolores de cabeza en el futuro pues la ingesta excesiva de azúcar está relacionada a muchas condiciones de salud, especialmente la diabetes.

Para una dieta promedio de 2,000 calorías la Organización Mundial de la Salud recomienda que un máximo de 10% del total de ese consumo provenga de azúcares añadidas. Esto equivale a un tope de 50 gramos de azúcar al día, o sea, 12 cucharaditas. Azúcar añadida es la que se encuentra en los productos confeccionados y no la que contienen las frutas, los vegetales o lácteos.

Aun así, considerando la cantidad de comida procesada en la dieta de la mayoría de la gente, puede ser muy fácil llegar a esta cantidad en tan solo horas. La realidad es que a menudo subestimamos la cantidad de dulce que comemos, pero basta mirar la lista de ingredientes de las comidas preparadas para tener una idea más real.

Incluso los alimentos que no consideramos dulces, tales como las salsas de tomate, el pan o hasta los pretzels pueden estar confeccionados con mucha azúcar. Entonces, si nos damos el gusto de echarle dos o tres cucharadas al café, tomar un refresco y comer una bolsa de galletas seguramente cumpliremos con la cuota sin siquiera haber ingerido un plato fuerte.

No es imposible. Encontrar la manera de limitar la azúcar puede ser difícil, pero no imposible si empiezas a educarte respecto a cómo balancear tu dieta para comer lo que te gusta pero en la frecuencia y cantidad adecuadas.

“Siempre sugiero observar las carencias en las comidas y las causas escondidas detrás de los antojitos”, recomienda Neda Mowzoun, coach en salud holística. Mowzoun ofrece ‘coaching’ para ayudar a cambiar hábitos y enseñar a las personas a planificar comidas, hacer compras y preparar platos saludables. También trabaja con programas grupales en gimnasios y oficinas médicas para realzar los tratamientos, prevenir enfermedades crónicas, reducir estrés y vivir vidas más balanceadas.

Otros consejos útiles que recomienda para disminuir el consumo de azúcar son:

  • Reduce o elimina la cafeína porque los sube y baja de esta sustancia en el cuerpo pueden provocar deshidratación y desniveles de azúcar en sangre. Esto hace que los antojos por azúcar sean más frecuentes.
  • Toma mucha agua. A veces tomar azúcar es una señal de deshidratación. Cuando sientas el impulso, bebe un vaso de agua y espera unos minutos a ver cómo te sientes.
  • Mantente activo porque el ejercicio te ayuda a balancear los niveles de azúcar, incrementa la energía y la atención.
  • Duerme bien y relájate. Los carbohidratos simples, como el azúcar, son las formas de energía que primero usa el cuerpo y la mente cuando están exhaustos.
  • Lleva un diario de lo que comes para que puedas tener un panorama más claro de dónde están tus excesos.
  • Mira las etiquetas de los productos pero, sobre todo, la lista de ingredientes. Evita todo lo que diga “sugar, high corn fruit syrup, cane sugar, malt syrup”, dextrina, maltodextrina y muchos otros nombres que se da al azúcar de acuerdo a su fuente, pero sigue siendo azúcar. Los ingredientes que se mencionan primero en la lista de ingredientes son los que más contiene el producto. Observa, sobre todo, cuando el azúcar está enumerado en primero, segundo o tercer lugar.
  • Recuerda que prácticamente todo lo que proviene de una caja o de una bolsa tendrá ingredientes artificiales. Mejor come una manzana, un yogurt o nueces para satisfacer tus antojos o merendar.
  • Condimenta con nuez moscada, canela o vainilla natural y busca la creatividad al cocinar.- Camile Roldán Soto