Masacre en San Bernardino: ¿Pistoleros iban por judío?

Se cree que los atacantes querían asesinar a personas con las que discutieron sobre religión
Masacre en San Bernardino: ¿Pistoleros iban por judío?
Tashfeen Malik, de 27 años, y Syed Razwin Farook, de 28, fueron los atacantes en San Bernardino.
Foto: Suministrada / FBI/DMV

Líderes religiosos se reunieron en Los Ángeles la mañana de este martes para crear una estrategia contra el extremismo tras la masacre de San Bernardino, algo que cobra fuerza después que surgió la hipótesis de que los sospechosos del ataque -dos musulmanes- habrían ido tras un judío y otras personas que profesaban credos distintos.

La viuda de una de las 14 víctimas del tiroteo en el Inland Regional Center contó en una entrevista otorgada a la cadena Fox que su esposo, Nicholas Thalasinos, quien se identificaba como un judío mesiánico (es decir, no alguien de herencia judía, sino un creyente de Cristo que practicaba algunos rituales judíos — algo que no acepta ninguna denominación judaica), había tenido desacuerdos verbales con el presunto autor de la matanza, Syed Rizwan Farook, que se había “radicalizado” desde hacía un tiempo, según las autoridades.

Thalasinos solía portar un clip de la estrella de David en su corbata, contó la viuda Jennifer Thalasinos.

“Sé que mi marido discutió sobre religión e Israel con una gran cantidad de personas”, incluyendo Farook, declaró la mujer a Fox News.

“También creo que algunas de las otras personas que murieron también fueron objetivos establecidos a causa de sus creencias religiosas y por las discusiones que habían tenido con el pistolero”, agregó ella.

Nicholas Thalasinos junto a su esposa, Jennifer. /SUMINISTRADA
Nicholas Thalasinos junto a su esposa, Jennifer. (Suministrada)

La investigación establece que Farook compartía en un banquete navideño con empleados del condado en el Inland Regional Center el 2 de diciembre, pero salió de éste con cierto enfado. Minutos más tardes regresó con su esposa, Tashfeen Malik, para dispararles a sangre fría a sus compañeros.

LEE TAMBIÉN: QUÉ PASÓ REALMENTE EN SAN BERNARDINO

El propio motivo del festejo habría desencadenado la peor masacre ocurrida en EEUU este año.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) no ha mencionado si los credos que profesaban las 14 víctimas son parte de las averiguaciones, aunque ha indicado que no desecharán ninguna hipótesis.

En tanto, hay temor de que aumente el resentimiento contra los musulmanes, que se han deslindado de la masacre. El Consejo de Relaciones Islámicas Americanas (CAIR) ha registrado unos 30 incidentes de acoso y ataques en EE UU desde los atentados en París el mes pasado, más que en la era post 9/11.

“Las organizaciones que trabajan con esta comunidad ya informan de un aumento en el discurso de odio y violencia”, expresó el grupo Advancement Project.

Estrechan lazos

El procurador Mike Feuer en un encuentro con dirigentes religiosos en LA.
El procurador Mike Feuer en un encuentro con dirigentes religiosos en LA. (Isaías Alvarado/La Opinión)

Este martes, dirigentes de distintas denominaciones religiosas se reunieron con el procurador de Los Ángeles, Mike Feuer, para tratar de reducir la tensión que ha dejado la masacre de San Bernardino.

“La única manera en que podemos luchar contra la ideología extremista es que líderes religiosos estén unidos y no solo rechazar la ideología de los extremistas y violentos, sino promover nuestros valores”, dijo Joumana Silyan-Saba, analista legislativa de la Comisión de Relaciones Humanas de la Alcaldía.

El procurador Feuer expresó en la reunión que se debe hacer lo posible para unificar a una metrópoli tan diversa, pero a la vez tan segregada, como Los Ángeles.

“A menudo la gente vive rodeada por otros que no lucen como ellos y no tienen tantas oportunidades de acercarse e interactuar con gente de otras razas, religiones o nivel económico”, dijo Feuer.