Obama honrará víctimas de masacre en San Bernardino

El presidente tocará suelo californiano el viernes
Obama honrará víctimas de masacre en San Bernardino
El presidente Barack Obama.
Foto: EFE

Este viernes el presidente Barack Obama llegará al sur de California para reunirse con familiares de las víctimas de la masacre de San Bernardino.

La Casa Blanca anunció la mañana del miércoles que Obama hará escala en suelo californiano antes de dirigirse a Hawái, donde pasará la Navidad.

“He expresado a la Casa Blanca que la presencia del presidente en nuestra región será de gran importancia durante nuestra reconstrucción”, dijo el representante demócrata Pete Aguilar al mostrar su agradecimiento por la visita presidencial mediante un comunicado de prensa.

Catorce personas perdieron la vida la mañana del 2 de diciembre dentro del Inland Regional Center en San Bernardino, luego que dos personas —identificadas como el matrimonio Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik– irrumpieron una fiesta laboral a balazos.

Tashfeen Malik, de 27 años, y Syed Razwin Farook, de 28, han sido identificados como los responsables de la masacre ocurrida en San Bernardino el 2 de diciembre.
Tashfeen Malik (izq.), de 27 años, y Syed Razwin Farook, de 28, han sido identificados como los responsables de la masacre ocurrida en San Bernardino el 2 de diciembre.

Otras 21 personas resultaron heridas, mientras que los dos atacantes fueron acribillados a muerte esa misma tarde cuando se enfrentaron con la policía.

La masacre en San Bernardino se ha convertido en tema de campaña presidencial, y la posibilidad de que los atacantes estén vinculados a la ideología extremista de Estado Islámico (ISIS) ha generado controversia entre los precandidatos.

Donald Trump ha sugerido prohibir la entrada a todo musulmán a EEUU, e incluso establecer un tipo de identificación para aquellos que practican la religión — su proposición xenófoba lo ha posicionado al margen del mismo Adolf Hitler.

Ante el ataque, Obama llamó a mantener la calma y no permitir que el acto individual perjudicará las vidas de musulmanes estadounidenses.