Planean construir más de 10,000 viviendas para personas sin hogar

La iniciativa, que contó tanto con el apoyo demócrata como republicano, contempla utilizar $2,000 millones para dar asistencia a indigentes con enfermedades mentales
Planean construir más de 10,000 viviendas para personas sin hogar
El Senador Kevin de Leon anuncia la iniciativa: ‘No hay sitio como mi hogar’.
Foto: Virginia Gaglianone / La Opinion

El lunes por la mañana y como primera medida del año, Kevin de Leon, presidente del Senado, anunció ayer una de las iniciativas más agresivas del estado para proveer viviendas a miles de indigentes que viven en las calles de LA y padecen de enfermedades mentales. La iniciativa, llamada “No hay sitio como mi hogar” (There Is Not Place Like Home), busca reutilizar fondos de la Proposición 63, aprobada en 2004 y conocida como Ley de servicios de salud mental.

“Qué mejor que comenzar la sesión legislativa con este anuncio”, opinó De Leon, y explicó que reutilizando el 7% de los fondos de la proposición 63 se podrán construir entre 10,000 y 14,000 unidades de vivienda para indigentes con enfermedades mentales, incluyendo a veteranos, madres solteras y mujeres que padecen depresión como resultado de violencia doméstica.

“Todos los días, en Los Ángeles, nos encontramos con personas sin hogar, en las calles, a los lados del río, o debajo de las autopistas. Esto no es sólo un problema social, sino económico, de salud y de seguridad. Es un asunto humanitario”, opinó De Leon. El presidente del Senado dijo que el tema era de especial importancia para él porque tenía familiares que habían enfrentado de cerca el problema de quedarse sin hogar.

Iniciativa del Senado busca invertir 2,000 millones de dólares en vivienda para personas sin hogar. /Aurelia Ventura
Iniciativa del Senado busca invertir 2,000 millones de dólares en vivienda para personas sin hogar. /Aurelia Ventura

Theresa Winkler, una mujer que por años sobrevivió en las calles, hospitales y cárceles de LA, y quien además es activista por los derechos de las personas indigentes, recalcó la necesidad de una vivienda estable.

“Mi vida cambió desde que tengo un hogar. Ni siquiera sabía que padecía una enfermedad mental, antes de recibir ayuda. Pero desde que recibí asistencia para encontrar vivienda, pude dejar de hacer drogas, y mi vida hoy tiene propósito”, contó al referirse a la ayuda que recibió una década atrás.

La iniciativa, que contó tanto con el apoyo demócrata como republicano, contempla utilizar 2,000 millones de dólares para construir o rehabilitar viviendas permanentes para personas crónicamente homeless. Otros $200 millones de dólares serían asignados en los próximos cuatro años, para subsidios de renta y viviendas temporarias, durante la construcción o rehabilitación de viviendas permanentes.

La medida deberá ser negociada con el Gobernador Jerry Brown y la Asamblea, antes de junio de este año. La asignación de los fondos tendría lugar a comienzos de 2017.

Se estima que California es hogar de 100,000 personas sin vivienda, la mayor población indigente del país.