Policías estatales detienen y desaparecen a 5 jóvenes en Veracruz

Familiares de los cinco jóvenes desaparecidos, entre ellos una menor de edad, en Tierra Blanca, Veracruz, iniciaron una movilización en medios nacionales para denunciar que el Gobierno de Javier Duarte ignora la denuncia que involucra a policías estatales en los hechos ocurridos el pasado lunes.

Foto del sábado 9 de enero en la que aparecen cuatro de los jóvenes desaparecidos en Tierra Blanca, Veracruz. Foto: Blog Expediente
Foto del sábado 9 de enero en la que aparecen cuatro de los jóvenes desaparecidos en Tierra Blanca, Veracruz. Foto: Blog Expediente
Foto: Blog Expediente

Cuatro hombres y una menor de edad desaparecieron el pasado lunes en Tierra Blanca, Veracruz, luego de ser interceptados por elementos de la Policía Estatal.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 11:00 horas, cuando sujetos uniformados, cubiertos del rostro y con armas de fuego detuvieron a los jóvenes en un tramo carretero de dicho municipio.

El Fiscal General del estado, Luis Ángel Bravo Contreras, informó a través de un comunicado que cuatro elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz fueron detenidos por llevar a cabo la detención de los jóvenes sin que lo reportaran a sus superiores.

“A las probanzas se suma la presunción de flagrancia del delito, toda vez que las víctimas se encuentran en calidad de desaparecidas y hay continuidad; así como el dolo de sus acciones, debido a que no reportaron las detenciones a sus superiores; por el contrario, las pretendieron ocultar”.

La Fiscalía General del Estado (FGE) y la Policía Ministerial de Veracruz informaron que ya se “activaron los protocolos de actuación ministerial para búsqueda y localización de personas”, por lo que trasladaron a 40 elementos de la Policía Estatal adscritos al municipio de Tierra Blanca como parte de las investigaciones para dar con el paradero de los jóvenes.

Algunas versiones aseguran que son siete los desaparecidos en Tierra Blanca, sin embargo, el Ministerio Público tiene registro sólo de cinco.

Las personas fueron identificadas como Bernardo Benítez Arróniz, de 25 años; Jorge Benítez de la O, de 24 años; José Alfredo González Díaz, 25 años; Mario Orozco Sánchez, 27 años; y Susana Tapia Garrido, de 16 años, todos originarios de Playa Vicente.

De acuerdo con los familiares de las víctimas, al momento de presentar su denuncia “habían otras dos personas que lloraban por los suyos”, desaparecidos el mismo día.

Familiares y amigos de los cinco desaparecidos en Tierra Blanca piden ayuda para localizarlos.
Familiares y amigos de los cinco desaparecidos en Tierra Blanca piden ayuda para localizarlos.

Cámaras de seguridad de una gasolinería y de los establecimientos comerciales Chedraui y Coppel cercanos al lugar de los hechos pudieron captar el momento del rapto, sin embargo, aseguran los familiares, las autoridades no han recurrido a ese recurso.

Los padres de los jóvenes desaparecidos iniciaron una movilización en diversos medios nacionales para presionar al gobierno a intensificar la búsqueda y detener a los responsables.

Bernardo Benítez, papá de uno de los desaparecidos, detalló este día, en entrevista con Radio Fórmula, que elementos de la SSP de Veracruz detuvieron al grupo de jóvenes, en el que también iba su sobrino, en una carretera de Tierra Blanca mientras almorzaban.

Dijo que un conocido que presenció la detención se comunicó por teléfono con su sobrino, pero este aseguró que se trataba de “un procedimiento que están haciendo las autoridades”. Minutos después, el testigo observó la movilización de las patrullas, a las que subieron a dos de los jóvenes, y del carro en el que viajaba el hijo de Bernardo.

“Siguen de largo […] se salen de la carretera y entran a una terracería que son calles, pero donde no está pavimentado todavía […] Hasta ahí, él [el testigo] ya nada más lo ve, porque vuelve intentar hablar con mi sobrino pero ya no le contesta, entonces a él como que le da un poco de miedo y ya se va”.

Bernardo Benítez dijo que a partir de ese momento no se volvió a tener conocimiento de sus familiares. Fue hasta las 21:00 horas del mismo lunes cuando cerca de la ciudad de Medellín fue encontrado el auto de su hijo, cerrado y abandonado.

“No somos ricos, no nos han hablado para pedirnos algún rescate, no sabemos qué pasa, nadie se comunica”, finalizó el padre del joven.

Momentos antes, en entrevista con “Brozo” en El Mañanero, Bernardo Benítez dijo que el Gobierno de Javier Duarte ha ignorado las denuncias, pues nadie de su oficia se ha comunicado con los padres de los jóvenes para ofrecer avances de la investigación.

“Lo último que supimos fue que trasladaron a los elementos a Xalapa para interrogarlos y tomarles su declaración, para saber –insistió- cuáles de todos ellos o todos están inmiscuidos, no sólo de este caso, sino de otros casos que han sucedido”, dijo.

Bernardo Benítez también informó a medios que hay videos que demuestran cómo policías estatales se llevaron a los jóvenes a bordo de una patrulla policíaca y de un automóvil Jetta blanco, de su hijo.

 – Con información de Blog Expediente.