Peña Nieto coquetea con el petróleo de Medio Oriente

Enrique Peña Nieto insistió en la conveniencia de invertir en el petróleo de México durante su gira por Medio Oriente

El Presidente Enrique Peña Nieto y Su Alteza, Jeque Sabáh Al Ahmad Al Yaber Al Sabáh, Emir del Estado de Kuwait.
El Presidente Enrique Peña Nieto y Su Alteza, Jeque Sabáh Al Ahmad Al Yaber Al Sabáh, Emir del Estado de Kuwait.
Foto: Presidencia de México. / Presidencia de México.

MÉXICO.- Enrique Peña se paseó, escuchó, sonrió y habló con jeques, emires y altezas representantes del “todo poderoso” en Medio Oriente como ningún presidente mexicano lo había hecho en 40 años. De hecho, los mandatarios del país se habían olvidado de aquella región durante ese tiempo; de promover las bondades y buscar dinero para un tema en común: el petróleo.

Pero Peña fue de aquí para allá, de Arabia Saudita a Emiratos Árabes; de Kuwait a Katar con el mismo discurso de las bondades de la Reforma Energética, la gran apuesta de su administración que abrió Petróleos Mexicanos (Pemex) a la iniciativa privada -después de casi 60 años de monopolio paraestatal- que se topó desde el año pasado con precios caídos a mínimos históricos.

Lea también: Cae el peso y suben las remesas

El costo de 20 dólares por barril (cuando en 2014 valía 118) a causa de la sobreproducción internacional ensombrece al petróleo mexicano y el fortalecimiento del dólar a máximos históricos en todo el mundo no ayuda.

La calificadora Moody’s señala en un reporte sobre la industria energética que el tipo de cambio es un factor que influye en el desempeño de las firmas petroleras, sobre todo aquellas cuyo origen no es Estados Unidos, por lo que Pemex podría estar perdiendo actualmente atractivo para la inversión.

“La caída de las monedas locales eleva los costos de producción domésticos que las empresas no siempre pueden traspasar a sus clientes”, precisa.

Lea también: Por qué Pemex vende gasolina en EEUU a la mitad del precio que en México

La visita de Peña por Medio Oriente dejó entrever que busca nuevos socios más allá de Exxon, Mobil, Shell, Petrobras o BHP Billiton, las empresas más interesadas antes de la precipitación de los precios. “Ya que acelerar la producción no es factible de forma inmediata, la segunda mejor solución, por ahora, es diversificar los mercados”, observa el analista financiero Javier Arreola.

En Kuwait, el presidente mexicano habló así frente Ali Mohammed Thunayan Al Ghanim. “Creemos, como se ha mostrado, que este país tiene interés y deseos en participar dentro de estos procesos de apertura que hoy se siguen en México para la instrumentación de esta reforma”.

Durante su participación en el Foro de Negocios México-Emiratos Árabes Unidos insistió: “El sector energético es donde particularmente esta región de Medio Oriente tiene una gran experiencia, es un referente de éxito mundial, y es aquí donde encontramos espacios de oportunidad para que conozcan hoy las oportunidades que se abren en nuestro país”.

En 2015, México logró colocar 30 contratos en licitaciones para explotación de petróleo en aguas someras y campos marinos, pero vienen otras rondas de licitaciones, más complicadas, más complejas, pero también las más ricas en petróleo: las rondas para aguas profundas.

¿Se verá a los árabes en la exploración del subsuelo? Aún se desconoce la respuesta.

NOTICIAS DE MÉXICO