#NuestroFutbolista: ‘La fiesta y el futbol no se pueden mezclar’

Édgar Sandoval pide a los jóvenes poner la escuela y el deporte como prioridad
#NuestroFutbolista: ‘La fiesta y el futbol no se pueden mezclar’
Édgar Sandoval participa con varios equipos de las ligas del sur de California.
Foto: Iliana Salguero / LA OPINION

Édgar trabaja de lunes a viernes en una compañía de suministros para hospital y por la noche juega futbol, al igual que todos los fines de semana.

El portero nacido en México, pero criado en sur centro de Los Ángeles desde los tres meses, es miembro de varios equipos de las ligas locales que le dan una compensación tras cada encuentro.

Pero su historia podría ser diferente.

“Tuve la oportunidad de irme a probar con Atlas cuando tenía 17 años, pero me regresé porque no quería quedarme solo, nunca había estado en México y además mi hija estaba a punto de nacer”, recuerda “Goyo”, quien no se arrepiente de haber puesto a su retoño como prioridad en ese momento.

Sin embargo, la vida le iba a poner otra gran oportunidad en su camino.

“Llegué aquí y muchos equipos estuvieron interesados en mí. Tuve una oportunidad con el Galaxy y tampoco la aproveché”, dice el jugador.

Al cuestionarle el por qué, el portero hace una pausa, para luego articular las siguientes palabras: “Estaba joven y no lo tomaba en serio. No pensaba en hacer una carrera de esto, me arrepiento demasiado, tuve dos o tres oportunidades de hacerlo y no lo hice”, confiesa Édgar.

El jugador admite que “era fiestero” y que eso, quizás, le impidió convertirse en un jugador profesional o bien asistir a la universidad.

“Por mis calificaciones no me aceptaron en el equipo de la high school, ahora me arrepiento porque hubiera tenido muchas oportunidades en la escuela”.

Ahora, a sus 28 años, Édgar distingue que tomó las decisiones equivocadas.

“La fiesta y el futbol no se pueden mezclar, no funciona. Es difícil llegar a un partido con resaca. En el tiempo que tuve las oportunidades no lo tomaba en serio y ahora ha llegado una etapa en la que valoro mucho el deporte”, afirma el mexicano.

Su hija lo hace reaccionar

Édgar tiene dos hijos, Isis, de 9 años, y Anthony, de 6 años, pero fue su pequeña la que un día lo hizo salir del estilo de vida que llevaba.

“Mi hija, después de tanta fiesta, llegó a decirme ‘papá tienes que dejar de tomar, por qué tomas’, hasta que un día me dijo que no quería estar conmigo porque tomaba”, cuenta con cierta tristeza. “Me di cuenta que disfruta más verme jugar, aunque a veces se enfada, que verme con un trago en la mano”.

Édgar aprendió su lección y por eso envía a los jóvenes un mensaje muy valioso, basado en su experiencia.

“En realidad lo más importante, siempre me dijeron mis padres, es la escuela y entrenar. Entregarse a lo que uno quiere”, asegura el porter.

Ficha

Nombre: Édgar Gregorio Sandoval Linares

Fecha de nacimiento: Agosto 3, 1987

Lugar de nacimiento: Irapuato, México

Apodo: “Goyo”

Posición: Portero

Equipo favorito: Barcelona

Jugador favorito: Lionel Messi

Película favorita: The Transporter

Comida favorita: Pollo