Trump gana en New Hampshire y se encona la búsqueda del anti-Trump

Tras un triunfo resonante este martes para el magnate y rebelde que hace cuatro años ni siquiera era republicano registrado, queda la pregunta: ¿que otros precandidatos republicanos están en mejor posición para hacerle frente?
Sigue a La Opinión en Facebook
Trump gana en New Hampshire y se encona la búsqueda del anti-Trump
Foto: Getty

Los votantes de New Hampshire dieron su veredicto y el triunfador fue Donald Trump, quien quedó reivindicado después de llegar en segundo lugar en Iowa, pero ahora debe comenzar a expandir su campaña por todo el país y gastar fuertes sumas de dinero si quiere seguir ganando, indicaron los expertos.

El resultado de las primarias de hoy fue radicalmente diferente a las de Iowa. Ted Cruz, el ganador allí, pasó a un tercer lugar con Jeb Bush, quien apenas registró en Iowa, pisándole los talones. El segundo lugar fue para el gobernador de Ohio John Kasich, quien apostó toda su campaña a un buen resultado en New Hampshire y a todas luces lo logró.

Pero aún hay muchos candidatos en la contienda y la pregunta es quien de los más cercanos al partido republicano tradicional, entre Kasich, Bush, Marco Rubio, y más atrás Chris Christie y  Carly Fiorina, quedarán para representar ese sector del partido.

Rubio, quien tomó el tercer lugar en Iowa como un triunfo y comenzó a subir en las encuestas de New Hampshire, dió un bajón tremendo y el mismo candidato asumió la responsabilidad y lo atribuyó a su mala participación en el último debate republicano, en el que estuvo bajo ataque de varios flancos y lució repetitivo.

Christie anunció que tomaba un descanso en la campaña, lo que muchos interpretan como la posibilidad de que va a retirarse de la campaña, tras ubicarse en un sexto lugar aquí y con poco dinero en la cartera. Ben Carson logró un pírrico 2% en New Hampshire y apenas figuró en Iowa, por lo que su campaña está desinflada. Fiorina, otro tanto.

“En los próximos días sabremos quien de estos se queda. Está claro que el grupo tiene que reducirse. Que por ahora Trump y Cruz están seguros de quedarse, que Kasich ha recibido un espaldarazo y ahora recibirá donaciones y que quizá, tendrá que disputarse con Rubio y Bush el sector tradicional republicano”, dijo la analista política Sherry Bebitch Jeffe.

CONCORD, NH - FEBRUARY 09: Republican presidential candidate Ohio Governor John Kasich speaks at a campaign gathering with supporters upon placing second place in the New Hampshire republican primary on February 9, 2016 in Concord, New Hampshire. Kasich lost the Republican primary to Donald Trump, though he upset fellow Republican governors Chris Christie and former Governor Jeb Bush. (Photo by Andrew Burton/Getty Images)
El precandidato John Kasich llegó en segundo lugar en New Hampshire. Foto: Andrew Burton/Getty Images

La contienda republicana va ahora hacia Carolina del Sur, un estado que hace cuatro años le dio el triunfo a la candidatura mediática de Newt Gingrich, quien además es sureño. Ted Cruz es sureño, y conservador, como los republicanos de la región. Donald Trump tendrá que pelearse con él estos votantes, agregan los expertos.

Para esto, Trump deberá comenzar a tomarse en serio el gasto de campaña y la organización estado por estado. Trump se ha jactado de apoyarse sólo en su dinero, aunque ya tiene un super PAC y está recabando fondos, pero sigue rezagado respecto a otros candidatos.

El sobrevivió Iowa y New Hampshire de esta manera pero no puede hacer el resto de su campaña así, ya que ahora si viene la lucha a lo grande, en grandes estados y mercados, en fechas como el 1 de Marzo, Super Martes, en las que votan varios importantes estados a la vez. Para ganar esas citas hay que invertir mucho, mucho dinero”, dijo Jeffe. 

Al final, se espera un enfrentamiento de los “republicanos tradicionales” contra los “nuevos republicanos o los rebeldes”, estos últimos los candidatos que supuestamente desafían el establishment político como Trump o el voto ultraconservador y evangélico que ha beneficiado a Cruz.

“Esto puede seguir por largo tiempo”, dijo Jeffe. “Cada vez se pone más interesante. Hay quienes creen que hasta llegará a la convención, porque por ahora y hasta el 15 de marzo, todos ganan delegados. A partir de entonces, el ganador se los lleva todos”.

Es la complicada matemática de la primaria republicana: el objetivo de las primarias es ir acumulando delegados hasta llegar a la convención y declarar un nominado. Por ahora según las reglas de los primeros estados, los diversos porcentajes ganan parte de los delegados. Pero después….las cosas cambian.  Ganar lo es todo.

Lo que si está muy claro es que hay competencia primaria republicana para un buen rato. 

Marco Rubio quien perdió mucho terreno en New Hampshire, dijo a sus seguidores: "yo soy responsable, pero no volverá a ocurrir". Foto: Win McNamee/Getty Images
Marco Rubio quien perdió mucho terreno en New Hampshire, dijo a sus seguidores: “yo soy responsable, pero no volverá a ocurrir”. Foto: Win McNamee/Getty Images

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES