Bernie Sanders pide cuentas a Obama por programa de deportaciones

Sanders envía, junto al congresista Grijalva, de Arizona, una carta crítica sobre PEP, el nuevo programa de deportaciones del gobierno de Barack Obama que substituyó a Comunidades Seguras. "Es lo mismo, con otro nombre", aseguran.
Bernie Sanders pide cuentas a Obama por programa de deportaciones
El precandidato demócrata Bernie Sanders.
Foto: EFE

El precandidato presidencial Bernie Sanders pidió cuentas hoy al Secretario de Seguridad Nacional (DHS) Jeh Johnson por el programa PEP, que sustituyó a Comunidades Seguras como estrategia de cooperación entre la policía local y las autoridades de inmigración.

En una carta enviada hoy a Johnson, Sanders y el congresista de Arizona Raul Grijalba, fustigaron al gobierno de Barack Obama por “hacer cambios menores” que equivalen a seguir actuando como siempre lo hicieron, pero con otro nombre.

“Tal y como se ha implementado, PEP no está logrando sus objetivos”, escribieron los legisladores. “DHS ha hecho cambios menores a las solicitudes de detención y las ha implementado en aquellos lugares que rechazaron el programa SComm. En el resto del país, entendemos que siguen usando SComm, pero con otro nombre”

SComm es la abreviatura en inglés de Comunidades Seguras, un programa que fue supuestamente abandonado por DHS tras una orden del Presidente Obama en noviembre de 2014, después de años de ser aplicado y generar controversias.

Numerosos líderes y departamentos policiales pidieron ser excluidos de Secure Communities, alegando que la presencia de ICE en las cárceles locales complicaba la separación entre las tareas de protección de la comunidad y lucha contra el crimen y la persecución de indocumentados.

Además, la Casa Blanca siempre mantuvo que SComm era destinado a deportar a delincuentes, pero la duración del programa, muchos indocumentados sin delito alguno fueron deportados.

PEP supuestamente substituyó a SComm eliminando las órdenes de detención y substituyéndolas por notificación a las autoridades migratorias cuando inmigrantes deportables convictos de delitos fueran a ser liberados de las cárceles.

En la carta Sanders y Grijalba piden cuentas y una serie de documentos relacionados a PEP y su aplicación.

La campaña de Hillary Clinton no respondió a solicitudes de información respecto a la postura de la precandidata acerca de PEP, aunque ella, como Sanders, han prometido una aplicación “más humana y enfocada” de las leyes de inmigración.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES