La carestía del cuidado infantil, problema prioritario en Nevada

Los votantes de ambos partidos resaltan la crisis económica de las familias y piden soluciones. Los latinos van a la cabeza de los grupos más preocupados por el tema del ciudado infantil
La carestía del cuidado infantil, problema prioritario en Nevada
El cuidado infantil de calidad está fuera del alcance de muchas familias trabajadoras
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

En Nevada, como en muchos otros estados del país, cuesta más el cuidado infantil de calidad por un año que la escolaridad para asistir a una universidad pública, una comparación que ilustra la difícil carga que experimentan las familias en las que ambos padres trabajan.

Una nueva encuesta, tomada justo antes de las asambleas demócratas y republicanas en ese estado, revela que este no es un tema estrictamente partidista: la preocupación por la carestía del cuidado infantil se encuentra entre la mayoría de los votantes , particularmente entre las mujeres de ambos partidos, los latinos y los afroamericanos.

La encuesta de Public Policy Polling, fue encargada por el Fondo de Acción del Centro para el Progreso Americano (CAP), una organización progresista que desde el año pasado inició una campaña por elevar el tema del cuidado infantil durante la campaña presidencial de este año, en la búsqueda de soluciones.    

Según este sondeo, un 61% de los votantes piensa que el costo del cuidado infantil es demasiado para la gran mayoría de las familias trabajadoras y un 57% considera que el cuidado infantil no se trata solo de un beneficio para las familias con hijos sino que es positivo para la economía.

“En Nevada, el costo anual de un buen cuidado infantil es de unos 18,000 dólares, alrededor de 30% del ingreso promedio de una familia”, dijo Neera Tanden, presidenta del CAP Action Fund. “En la mayoría de los estados esto es más que lo que cuesta un año de universidad. Sabemos que la mayoría de los niños tienen dos padres que trabajan, por eso es necesario que este año los candidatos presidenciales hablen de estos temas”.

La población latina está especialmente interesada en este tema, señaló Tanden. Mientras un 14% del votante de Nevada en general dijo que este tema era “el más importante” de la campaña para ellos, un 37% de los votantes latinos lo consideró el tema más vital.

Revelando la gravedad en la situación de muchas familias, la encuesta también encontró apoyo entre mayorías de ambos partidos –particularmente mujeres y latinos- para políticas como los permisos familiares pagados (family leave), acceso a prekinder universal y garantía de pago igualitario para mujeres que hagan el mismo trabajo que hombres.

En busca de soluciones

Tradicionalmente, estos temas se discuten más en las campañas demócratas que en las republicanas, ya que ideológicamente los demócratas apoyan la intervención del estado en la creación de políticas sociales de este tipo y los republicanos suelen dejarlo al libre mercado. Pero este año la discusión se ha colado también en el discurso de algunos de los precandidatos republicanos.

“El tema no pasa desapercibido para los votantes republicanos”, dijo Tanden.

El precandidato republicano Donald Trump fue interrogado al respecto por un votante el pasado mes de noviembre en Newton, Iowa. La respuesta del magnate fue que “es un servicio que las compañías pueden ofrecer muy fácilmente a sus empleados” y aseguró que el lo ofrece en algunas de sus empresas. “No es caro hacerlo”.

No obstante, tal parece que la mayoría de las empresas no está de acuerdo con Trump, ya que según un sondeo del Instituto de las Familias y el Trabajo, realizado en 2014, sólo un 2% de los negocios en el país, ofrece este tipo de servicio a sus empleados.

El precandidato Marco Rubio, es el único de los republicanos en ofrecer un tipo de solución al respecto y fue criticado por algunos de sus colegas luego de proponer un crédito de impuestos de hasta 2,500 dólares por niño para padres con ingresos de hasta 200,000 dólares por persona o 400,000 por pareja, para ayudarlos a pagar por el costo del cuidado infantil. Rubio también ha propuesto otro crédito para empleadores que ofrezcan permiso pagado a sus trabajadores para cuidar por un familiar enfermo o un nuevo hijo.

Entre los demócratas, Hillary Clinton también ha propuesto un recorte impositivo para ayudar a padres con el costo del cuidado infantil, y la expansión de Early Head Start, un programa federal que ofrece educación y servicios de salud a familias de bajos recursos con niños pequeños.

Bernie Sanders ha prometido elevar los impuestos a los más ricos y a los banqueros de Wall Street para invertir en diversos programas sociales, incluyendo el acceso al cuidado infantil.