Campaña de Hillary hace escala en Los Ángeles

La candidata demócrata, vencedora en las primarias de Nevada, llega a Los Ángeles a recaudar fondos
Campaña de Hillary hace escala en Los Ángeles
La precandidata demócrata Hillary Clinton durante un evento en San Antonio, Texas.
Foto: Erich Schlegel / Getty Images

Tras su victoria en las primarias celebradas en Nevada este pasado fin de semana, la exsecretaria de gobierno, Hillary Clinton, llega a Los Ángeles en busca de más fondos para su contienda que, de jugársela estratégicamente, la llevaría a ser la primera mujer en ser presidente de EEUU.

La visita de este lunes, 22 de febrero, sería la séptima durante su campaña como precandidata demócrata por la Casa Blanca.

Primero atenderá un evento en un hogar de Studio City. El costo de atender es de $1,000, mientras que aquellos que paguen $2,700 tendrán la oportunidad de tomarse una foto con Clinton.

Según la ley federal, lo más que un individuo puede donar a su candidato a la presidencia de preferencia es de $2,700. Sin embargo, aquellos individuos que recauden $10,000, o parejas que donen $5,400, se podrán tomar una foto con la exprimera dama y se convertirán en miembros de

Otro evento se llevará a cabo en Hancock Park, en casa de Ellen Goldsmith-Vein, productora de Hollywood, donde la recepción por persona costará $2,700.

La más favorable en California

Clinton ha perdido apoyo entre los votantes de alta propensidad en California en los últimos cuatro meses, mientras que Bernie Sanders ha mejorado notablemente su situación, pero no entre los latinos, que continúan prefiriendo a Clinton por 2 a 1.

Las cifras provienen de la reputada encuesta Field que fue publicada en octubre del año pasado, hallando que los votantes probables para las primarias de California favorecen a Hillary por 47% frente a 35% para Sanders. La misma encuesta en mayo mostraba 66% para Hillary y sólo 9 puntos para Sanders.

Pero entre los latinos es otra historia. Un 52% de estos apoya a Hillary y un 22% a Sanders, también hay por lo menos un cuarto de votantes indecisos latinos, muchos más que en el resto de la población votante.

Con información de Pilar Marrero