Latinas denuncian Essure, el anticonceptivo que “está matando poco a poco”

Hasta el otoño de 2015, la FDA recibió más de 5,000 quejas relacionadas con el dispositivo de anticoncepción permanente
Latinas denuncian Essure, el anticonceptivo que “está matando poco a poco”
Flor González es una de las presuntas afectadas por el dispositivo de anticoncepción Essure.
Foto: Suministrada

Latinas del Sur de California alertaron al público que el dispositivo de anticoncepción permanente del gigante farmacéutico Bayer AC, conocido en el mercado como Essure, afectó severamente su salud.

Dolor abdominal, periodos irregulares, fatiga, migraña y caída de cabello son algunas de las secuelas que -según ellas- les provoca Essure, que consta de dos dispositivos metálicos que se insertan en las trompas de Falopio y que se presentó en 2002 como alternativa a la ligadura quirúrgica de trompas.

“Es un método que nos está matando poco a poco” – Flor González

“Es un método que nos está matando poco a poco”, dijo Flor González, una salvadoreña que se colocó el dispositivo hace tres años y desde entonces -aseguró ella- padece de distintos malestares.

“Del 1 al 10 escojo el 10, siempre me duele, no hay un día que no sienta piquetazos, es como si me metieran una aguja en el vientre”, afirmó la residente de la ciudad de Cudahy.

González es parte de un grupo de mujeres de todo el país que alega padecer reacciones secundarias de Essure, lo cual confirmó un estudio de la escuela de medicina Weill Cornell de Nueva York.

Las mujeres que se implantaron dicho aparato anticonceptivo fueron diez veces más propensas a requerir de alguna cirugía posterior para reparar algún daño, en comparación con aquellas que se sometieron a la esterilización laparoscópica, concluyó el análisis publicado en 2015.

Muchas mujeres están pidiendo a la FDA que retire el dispositivo del mercado. /ksdk.com
Muchas mujeres están pidiendo a la FDA que retire el dispositivo del mercado. (Captura/ksdk.com)

La investigación revisó los registros médicos de 52,000 mujeres en Nueva York.

Este análisis se suma a la lucha por retirarlo del mercado, que apoya el congresista Mike Fitzpatrick.

Bayer se defiende

Pero Bayer ha defendido la seguridad y eficacia de su dispositivo. La farmacéutica estima que alrededor de 750,000 mujeres de todo el mundo usan Essure, de las cuales el 70% vive en este país.

La Opinión intentó obtener más detalles de la empresa Bayer, pero los esfuerzos fueron infructuosos. Sin embargo, la empresa ha defendido su producto con declaraciones escritas enviadas a otros medios de comunicación.

“Essure fue aprobado por la FDA en el 2002 y tiene un perfil bien documentado de riesgo-beneficio, con más de 400 publicaciones que apoyan la seguridad de Essure, su eficacia y su efectividad con respecto al costo”, dijo Bayer a la prensa.

Se espera que este mes la FDA decida si se debe restringir el uso del dispositivo, se cambia la etiqueta del producto o se recomiendan estudios clínicos adicionales.

La FDA vigila

“La FDA seguirá vigilando la seguridad de Essure para garantizar que no represente un mayor riesgo para la salud pública y que sus beneficios sigan siendo superiores a los riesgos”, indicó la dependencia.

Hasta el otoño de 2015, la FDA recibió más de 5,000 quejas relacionadas con este producto.

Janet Ramírez, de Norwalk, asegura que por Essure le debieron extirpar el útero
Janet Ramírez, de Norwalk, asegura que por Essure le debieron extirpar el útero. (Suministrada)

Otra mujer inconforme es Janet Ramírez, de 35 años y residente de Norwalk. Ella asegura que el dispositivo le causó tantos problemas que le debieron realizar una histerectomía (le extirparon el útero) en mayo de 2014, un año después de que le colocaron Essure por recomendación de un ginecólogo.

“Fue algo traumático”, dijo Ramírez, cuyo cuerpo rechazó el aparato casi inmediatamente.

“Comencé a sangrar como 20 días consecutivos, con migrañas, mi pelo se comenzó a caer, tenía mucho dolor pélvico, a veces no me podía parar de la cama”, relató.

Los mismos síntomas ha padecido Teresa Gutiérrez, de 44 años y vecina de Garden Grove.

“Las contracciones son como si un bebé fuera a nacer”, aseguró. “En mi periodo, en lugar de ser fluido, como tiene que ser, eran como coágulos, pero exagerados, que escuchaba cuando caían”, añadió.

Las tres mujeres consultadas por La Opinión piden que Essure deje de ofrecerse al público.  “Porque se están vendiendo como algo seguro, sin reacciones secundarias”, dijo Gutiérrez.