La felicidad también puede “partirte el corazón”

No sólo la tristeza profunda puede generar problemas cardiacos; también la felicidad extrema
La felicidad también puede “partirte el corazón”
Foto: Aumenta el riesgo de sufrir un episodio cardiovascular en algunos escenarios / Shutterstock

Ya se ha demostrado que una tristeza profunda como la muerte de un ser querido puede dejarnos con problemas en el corazón, pero un grupo de científicos halló que una alegría desbordante como la llegada del primer nieto también nos puede “partir el corazón”.

El estrés emocional que causa dolores en el pecho y problemas para respirar puede ocurrir en momentos de alegría así como en momentos de rabia, duelo y miedo, indicó la investigación suiza.

El estudio del Hospital Universitario Zúrich, que fue publicado en la revista especializada European Heart, analizó a 1,750 pacientes con miocardiopatía Takotsubo, mejor conocida como el síndrome del corazón roto.

Dicha miocardiopatía cambia la forma del ventrículo izquierdo del corazón, lo cual puede llegar a tener consecuencias fatales. Esa variación del órgano es asociada con lo que en japonés significa “tako tsubo”: una trampa de pulpos, pues fue en Japón que la dolencia se detectó por primera vez.

Corazón feliz

75% de los casos estudiados fueron causados por estrés y, de acuerdo con los investigadores, uno de cada 20 casos es provocado por el júbilo. Se trata de los casos que los investigadores llaman los del “corazón feliz”.

La condición es normalmente temporal y quienes la padecen logran recuperarse. En el estudio, los investigadores descubrieron problemas en el corazón causados por:

  • Una fiesta de cumpleaños
  • La boda de un hijo
  • Reencontrarse con un amigo después de 50 años
  • Convertirse en abuela
  • La victoria del equipo de rugby favorito
  • Ganar el pote del casino
  • Una tomografía computarizada que demuestra que el paciente no sufre de ninguna otra condición

El estudio también indicó que la mayoría de los casos se registraron en mujeres en la etapa posterior a la menopausia.

Una mujer saltando
La investigación suiza señala que el síndrome de Tako Tsubo no sólo es consecuencia de una emoción negativa muy fuerte.

La doctora Jelena Ghadri, una de las investigadoras, indicó: “Hemos demostrado que los factores que desencadenan el síndrome Takotsubo son más variados que lo que previamente pensábamos. Un paciente con el síndrome de Takotsubo ya no es únicamente el clásico paciente con el ‘corazón roto’. La enfermedad también puede ser precedida de emociones positivas”.

“Los médicos deberían ser conscientes de esto y también considerar que los pacientes que llegan a los departamentos de emergencia con síntomas de un ataque cardíaco, como dolor en el pecho y problemas para respirar, tras experimentar una emoción alegre, podrían estar sufriendo del síndrome de Takotsubo de la misma manera que un paciente que haya experimento una situación emocionalmente negativa”.

“Más investigación”

Una mujer con un bebé

Ghadri dijo que es muy probable que ambas situaciones, tanto la triste como la alegre, compartan “una vía emocional” común, la cual lleva al paciente a sufrir de la condición.

El profesor Peter Weissberg, el director médico de la Fundación Británica del Corazón, señaló: “El síndrome de Takotsubo es algo raro. Este estudio indicó que en muy pocos casos, la situación desencadenante podría ser una feliz“.

“Es necesario que se realicen más investigaciones para entender cómo esas situaciones emocionales pueden desencadenar temporalmente un daño al corazón en un algunos individuos susceptibles”.

– James Gallagher