“Nos llevaron a EEUU sin registro de acta de nacimiento y la vida se desgració”

Una familia encarna el drama que empuja una reforma en el congreso para que los consulados en Estados Unidos puedan registrar a mexicanos extemporáneamente
“Nos llevaron a EEUU sin registro de acta de nacimiento y la vida se desgració”
Los hermanos Arcineda poco después de llegar a EEUU.
Foto: Cortesía / Familia Arcineda

MÉXICO.- Algunas festividades se vuelven amargas para los Arcineda. La falta de un acta de nacimiento les arruinó parte de su vida y la discusión sobre las causas vuelve de vez en cuando a la sobremesa cuando los tres hermanos Héctor, Jessica y Anayeli se reúnen con sus padres que los llevaron a Estados Unidos cuando eran niños de brazos.

“¿Por qué no nos registraron cuando nacimos en la Ciudad de México?” -reprocha alguno ante la mirada incrédula de los progenitores que no entienden muy bien el disgusto.

Lo cierto es que habían sobrevivido sin problemas en las escuelas de educación básica y media de San Diego y Phoenix sólo con el acta de bautizo, pero las complicaciones comenzaron en high school y no han parado hasta la fecha en que los tres rozan el camino de los treintañeros.

Jessica Arcineda.
Jessica Arcineda.

Los profesores comenzaron a hablar de becas y oportunidades para hacer una carrera que no eran posibles si los estudiantes no cuentan con un documento de identidad y los tres se quedaron con las ganas de ser profesionales: enfermeras, ingeniero civil. Luego vino el programa de DACA para regularizar su estatus migratorio, pero ellos siguen igual.

“Hemos intentado cuatro veces sacar los papeles de aquí, pero los abogados allá, recomendados por conocidos, se quedan con el dinero y no arreglan nada”, cuenta Jessica Arcineda en entrevista telefónica desde Phoenix y una de las más afectadas por el drama de no haber sido registrada en México.

“Entiendo que mis padres eran muy jóvenes: mi madre tenía 15 cuando tuvo a su primer hijo y mi padre 17. Luego él se fue a Estados Unidos y ella no quería registrarlos como madre soltera y así espero hasta que un día nos llevaron sin dar importancia a lo que vendría”.

Te puede interesar: Madre migrante pelea durante ocho años la custodia de su hija

El problema en cifras

Datos extraoficiales del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME) señalan que el 30% de los 6.5 millones de mexicanos indocumentados en Estados Unidos, esto es, casi dos millones de personas, tienen problemas registrales.

Esto significa que algunos están inscritos en el registro civil de su estado, pero no tienen copia física del acta de nacimiento, mientras muchos otros tienen errores en sus actas de nacimiento y otros simplemente nunca fueron registrados al nacer.

Estos últimos representan el mayor problema porque legalmente no existen y técnicamente son considerados apátridas y suelen ser confundidos o señalados con centroamericanos que quieren hacerse de la nacionalidad mexicana para que, en caso de deportación no los regresen hasta Guatemala, Honduras, Nicaragua…

A principios de 2015 el presidente Enrique Peña Nieto anunció un programa para que los mexicanos que ya tuvieran un acta de nacimiento en México (o sea, que sí fueron registrados) puedan sacar una copia en los consulados, pero el tema de los que no tienen este antecedente, como los Arcineda, lo dejó en el tintero para discusión en el congreso, donde se encuentra actualmente.

“Ya se aprobó en el Senado, esperamos que haya sensibilidad para que se pueda ayudar a esta gente que vive con tantos problemas, los doblemente invisibles”, observa Karen Mercado, de la organización Be Foundation, impulsora de las reformas por el derecho a la identidad desde 2010.

Perdí a mis hijos por falta de identidad

Jessica Arcineda perdió hace cinco años la patria potestad de dos de sus tres hijos. Fue en pleno auge del sheriff Joe Arpaio y su campaña antiinmigrante. “Mi ex esposo dijo en la corte que yo era ilegal y que ni siquiera tenía identidad y el jurado se fue en mi contra y le entregó la custodia a él”, recuerda con tristeza. “Sólo me dejó al más pequeño porque estaba bebé y no podía cuidarlo”.

Los niños por los que Jessica peleó la custodia.
Los niños por los que Jessica peleó la custodia.

Jessica hoy tiene 29 años y cree que pudo ser una buena enfermera de haber tenido su acta de nacimiento, en lugar de trabajar en un restaurante como ahora lo hace, pero aún tiene la esperanza de que con la ayuda de Be Foundation la familia pueda tener al fin su acta de nacimiento. “De todo esto el consejo que puedo dar a los que tengan el mismo problema es que no confíen en cualquier persona.

No puedo ni siquiera llevar a mi hijo al médico

Hector Arcineda es un hombre comedido, dice. Tiene una novia hace 10 años con quien procreó dos hijos en Las Vegas que no puede reconocer por falta de identidad pero los atiende con el mismo amor de padre y cuando no está trabajando limpiando departamentos, aspirando alfombras o pintando con brocha gorda, los saca a pasear.

“Podría tener un mejor empleo si fuera ciudadano. Yo ya podría ser ciudadano porque mi pareja es ciudadana, pero sin identidad por falta de acta de nacimiento no puedo ni siquiera ayudar con tareas oficiales mínimas: firmar documentos en la escuela, llevarlos al hospital. Eso si es triste: no puedo ser un papá formal para ellos”- cuenta a este diario.

No existo

Anayeli es la hija mayor de los Arcineda. Tiene 30 años y siente el tiempo encima para beneficiarse de DACA, pero no ha podido resolverlo. “Llevo 24 años aquí y no soy nada, no existo”, resume.

La joven sin acta de nacimiento traga saliva cada vez que tiene que resolver algún problema y entonces pide favores, a su tío, a su papá, a amigos para que hagan trámites a su nombre: desde rentar una casa a comprar un coche. “No he tenido nunca nada legalmente aquí, donde vivo”.

Cronología de una reforma civil

  • El 17 de junio de 2014 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) una reforma al artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos tras cuatro años de discusión en el congreso para elevar a rango constitucional el derecho de toda persona a una identidad y la gratuidad del registro y de la primera acta de nacimiento.
  • El 5 de enero de 2015 el Presidente Enrique Peña anunció que los 51 consulados y embajadas de México en Estados Unidos podrán imprimir actas de nacimiento a las personas que no tienen copia física del documento.
  • El 19 de febrero de 2015 se presentó en el Senado de la República una iniciativa de reforma para facultar a los 51 consulados en Estados Unidos para ampliar la facultad de los cónsules de registrar extemporáneamente a toda persona nacida en México que se encuentre en Estados Unidos, los “doblemente invisibles” que emigraron sin registrarse.
  • El 3 de marzo de 2016 el Senado aprueba iniciativa de reforma para los registros extemporáneos y la remite a la Cámara de Diputados. Si se aprueba en esta cámara quedaría en manos del presidente la publicación en el Diario Oficial de la Federación para que sea un hecho.

NOTICIAS DE MÉXICO