Exempleados de LAX mandaban ‘muestras’ de cocaina en vuelos comerciales

Uno de los sospechosos dijo a las autoridades que si a los clientes en la Coste Este les gustaban las muestras de cocaína que recibían entonces pagaban por cargamentos de hasta más de cien kilogramos, los cuales se enviaban en camiones

Exempleados de LAX mandaban ‘muestras’ de cocaina en vuelos comerciales
Foto: Getty Images

Agentes de corporaciones policiacas federales y locales arrestaron este lunes a dos antiguos empleados del Aeropuerto de Los Ángeles (LAX) que supuestamente distribuían cocaína a través de la terminal aérea.

Los detenidos son Adrián Ponce, de 27 años, y Alberto Preciado, de 26; ambos vecinos de South Gate.

Ponce y Preciado, antiguos trabajadores en el servicio de manejo de equipaje en LAX, son acusados de colaborar en la distribución de “muestras” de kilos de cocaína para clientes en la Costa Este del país usando vuelos comerciales que partían desde el aeropuerto angelino.

De acuerdo a un detective de la Policía del Aeropuerto de Los Ángeles, ambos sospechosos facilitaron que mensajeros de un cartel de la droga no identificado utilizaran vuelos de líneas aéreas comerciales para el envío de “muestras” del narcótico que se enviaba desde esta ciudad.

Durante la presunta conspiración, Preciado era supervisor de cargadores de equipaje de la empresa Swissport Internacional en LAX.

Como parte de la investigación, la Policía incautó en un baño de la Terminal 3 del aeropuerto angelino un kilo de cocaína en posesión de Preciado el pasado 16 de diciembre. El sospechoso habría entregado el paquete a un mensajero, un hombre identificado como “JC” y que tenía en su poder un pase de abordar para un vuelo de la aerolínea JetBlue con destino a Nueva York y que saldría una hora después.

Al día siguiente, la Policía interrogó a Ponce, quien fue detenido afuera de la Terminal 3 mientras esperaba dentro de un auto a Preciado, y éste admitió en una declaración escrita que en “múltiples ocasiones” habían usado la credencial de Preciado para eludir los controles de seguridad y enviar droga a clientes de otros estados mediante el uso de mensajeros.

Seguridad en el LAX ha aumentado.
Ambos sospechosos facilitaron que mensajeros de un cartel de la droga utilizaran vuelos de líneas aéreas comerciales para el envío de “muestras” del narcótico que se enviaba desde esta ciudad.

Ponce, quien trabajó para un servicio de manejo de equipaje que recientemente fue adquirido por la compañía Swissport, también aceptó que colaboró con un proveedor de droga a gran escala.

El sospechoso dijo a las autoridades que si a los clientes en la Coste Este les gustaban las muestras de cocaína que recibían entonces pagaban por cargamentos de hasta más de cien kilogramos, los cuales se enviaban en camiones. Ponce admitió que él también transportó droga por carretera.

Ponce y Preciado fueron arrestados sin incidentes la mañana de este lunes por elementos de la Agencia de Combate al Narcotráfico (DEA), la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), la Policía del Aeropuerto de Los Ángeles (LAAPD) y la Policía de Los Ángeles (LAPD).

Para esta tarde estaba programada su comparecencia ante una corte federal. Si son declarados culpables enfrentarían una condena de 10 años en prisión federal a cadena perpetua.

“Estos acusados enfrentan cargos por abusar de su acceso privilegiado a favor de los traficantes de drogas”, dijo la fiscal federal Eileen M. Decker. “Este caso es un ejemplo más de empleados asociados con traficantes de drogas en los aeropuertos”, agregó.

La Policía del aeropuerto indicó que en su esfuerzo por mitigar las amenazas que enfrenta la terminal aérea se están mejorando los procedimientos que restringen el acceso a zonas de seguridad y se realizan intensivos procesos de verificación del historial criminal de los empleados.

“Esta investigación, dirigida por detectives de la Policía del aeropuerto, investigadores de la DEA y otros socios, demuestra que vamos a identificar a quienes tratan de burlar la seguridad con fines delictivos en LAX y que serán arrestados y asumirán responsabilidad por sus acciones”, dijo Patrick Gannon, jefe de la policía del aeropuerto angelino.

Hace menos de dos semanas, las autoridades detuvieron a una azafata de un vuelo de JetBlue que presuntamente intentó llevar cerca de 70 libras de cocaína desde LAX. Marsha Gay Reynolds, quien fue arrestada en Nueva York, ha llegado a Los Ángeles y se esperaba su comparecencia esta tarde.